Entradas

congreso internacional San Vicente Ferrer

Clausura del Congreso Internacional sobre San Vicente Ferrer en Valencia

Mons. Casimiro López Llorente participó el miércoles 6 de marzo en el acto de clausura del Congreso Internacional San Vicente Ferrer, mensajero del Evangelio. Ayer y hoy, celebrado durante tres días en la Facultad de Teología de Valencia. Junto con el obispo de Segorbe-Castellón, también asistieron el Prior de la Provincia Hispania de los Dominicos, Jesús Díaz Sariego, el rector de la UCV, José Manuel Pagán, y el Decano de la Facultad de Teología, Vicente Botella. El evento estuvo presidido por el Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares.

Leer más

Congreso internacional sobre San Vicente Ferrer

La Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia organizará el Congreso Internacional “San Vicente Ferrer, mensajero del Evangelio. Ayer y hoy”, del 4 al 6 de marzo próximos, con la participación de estudiosos e investigadores de diversas partes del mundo.

El congreso se celebrará con motivo del Año Santo Jubilar por el sexto centenario de la muerte del santo dominico, fallecido el 5 de abril de 1419, y estará dirigido por los historiadores Alfonso Esponera y Miguel Navarro Sorní, según han indicado fuentes de la propia Facultad.

“Es importante resaltar que estamos en una facultad de Teología y por ello lo que nos interesa es el pensamiento teológico del mismo san Vicente, así como su mensaje evangelizador y pastoral en nuestros días”, ha indicado Esponera , que ha precisado que en el congreso “hemos querido potenciar la dimensión teológica y evangelizadora” del santo valenciano.

Por su parte, Miguel Navarro Sorní, profesor como Esponera en la Facultad de Teología valenciana y presidente de la Academia de Historia Eclesiástica de Valencia, ha puntualizado que la diversidad de matices del santo dominico valenciano obliga a hablar “tanto de la santidad, de la hagiografía, del aspecto intelectual, de la pastoral, de la predicación y, por supuesto, de la repercusión de toda la figura de Vicente Ferrer en el plano del arte, de la iconografía o de la literatura”, señala Miguel Navarro.

Entre los participantes estará el dominico Bernard Hodel catedrático de la Facultad de Teología de la Universidad de Friburgo (Suiza), “uno de los mayores especialistas en el pensamiento teológico de san Vicente Ferrer”, según Alfonso Esponera. También Jordi-Agustí Piqué i Collado, benedictino miembro de la Congregación para las Causas de los Santos que reflexionará sobre la dimensión taumatúrgica del santo valenciano.

Igualmente, participará Laura Ackerman Smoller, de la Universidad de Rochester, en Nueva York, que hablará de los inicios de la devoción popular a san Vicente Ferrer “de cuyo proceso de canonización es una gran especialista”, explica el historiador dominico.

También ofrecerá una ponencia Gennaro Toscano, de la Biblioteca Nacional de París, y que presentará la iconografía vicentina en Nápoles, mientras que sobre la iconografía en Sicilia disertará el dominico Giovanni Calcara, del Instituto Teológico de Messina. 

El estudio de esta iconografía vicentina se justifica por el “ gran impacto” que tuvo san Vicente Ferrer en buena parte de Europa Occidental. “Su culto se difundió tanto en vida como después de muerto y a través de las características de cada modelo iconográfico podemos conocer mucho mejor su figura y, sobre todo, la percepción que provocaba en el pueblo”, ha explicado Miguel Navarro.

La Universitat de València estará representada con tres expertos: Francisco Gimeno Blay, Antoni López Quiles y Óscar Calvé Mascarell.

Concierto de música sacra y representación de un “miracle”

Además, desde la organización del Congreso se ha querido ampliar la perspectiva puramente académica para involucrar a la “mayor parte de la sociedad valenciana”, han indicado los directores del Congreso. Por ello, “habrá un concierto de música sacra e incluso se procederá a la representación de un miracle” que tradicionalmente interpretan los altares vicentinos en Valencia durante la festividad del santo dominico.

El Congreso Internacional sobre la figura de san Vicente Ferrer se ha hecho coincidir con el XVIII Simposio de Teología Histórica que, de manera periódica, también se organiza en la Facultad de Teología. En la organización han colaborado, además, la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir y la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Potenciar la vertiente misionera de san Vicente Ferrer es otro de los principales objetivos del XVIII Simposio de Teología Histórica. “Quiso ser misionero los últimos veinte años de su vida”, comenta Miguel Navarro. “Dejó todo lo que le ataba, todos sus cargos, para dedicarse a la predicación itinerante del Evangelio, por eso es un modelo a seguir en la nueva evangelización”.

Imagen Cartas 320x200

Es la hora de los laicos

Queridos diocesanos:

            Hace unos días os invitaba a todos a la Jornada diocesana de anuncio del Congreso Nacional del laicado en España, en febrero de 2020. Esta Jornada diocesana la celebraremos en la mañana del sábado, 2 de febrero, en el Seminario Diocesano Mater Dei. Así comenzaremos la fase diocesana previa al Congreso Nacional.

Perdonad que insista en ello. Mi invitación está dirigida a todo el Pueblo de Dios de Segorbe-Castellón; vale pues para todos: laicos, consagrados, diáconos permanentes y sacerdotes. Vale, en primer lugar, para todos los laicos –hombres y mujeres-, especialmente para los jóvenes, estéis asociados o no; vale para los miembros de movimientos apostólicos y nuevos movimientos, de cofradías y hermandades y de otras realidades eclesiales, incluidas las que no se consideran movimientos; y, vale, por supuesto, para catequistas, profesores de religión, profesores cristianos, visitadores de enfermos, voluntarios de Cáritas, monitores de tiempo libre, etc. Que nadie se sienta excluido. Por supuesto que también deben sentirse interpelados por la invitación los sacerdotes, pastores al servicio de todo el Pueblo de Dios en la diversidad de carismas, vocaciones y tareas, así como los religiosos, las religiosas y los diáconos.

Pienso con toda honradez que es de suma importancia participar en el encuentro e implicarse también activamente en el posterior proceso de oración y de reflexión sobre la responsabilidad y tareas de los laicos en la misión en la Iglesia y, de modo particular en lo que les es específico, en el mundo. La misión de la Iglesia corresponde a todos los bautizados según el carisma, el ministerio y la función que cada uno ha recibido. Las palabras de Jesús “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16, 15), se dirigen a todos los bautizados. Ya el Concilio Vaticano II nos enseñó que también los fieles laicos, incorporados a Cristo y a la Iglesia por el bautismo, están llamados a participar, según su condición, en la misión evangelizadora de todo el pueblo de Dios. No es una concesión de los pastores, sino un don y una llamada, que han recibido del mismo Señor en el bautismo. Es más; sin la implicación efectiva de los laicos no será posible la urgente tarea de la nueva evangelización de nuestra Iglesia y comunidades y menos aún de nuestra sociedad. Es la hora de los laicos.

Todos los bautizados estamos llamados a ser santos y discípulos misioneros del Señor. Y todos juntos –laicos, consagrados y sacerdotes-, hemos de volver a reflexionar sobre la corresponsabilidad de los laicos en la vida y misión de nuestra Iglesia. Juntos hemos de analizar con humildad y sinceridad si los laicos asumen y/o se les deja asumir la tarea evangelizadora que les es propia. Juntos hemos de ver también el modo de promover su participación en la vida de la Iglesia y en la misión común, y de acompañarles en su vida y formación cristianas. Juntos hemos de visibilizar su participación en la vida y misión de la Iglesia. Y juntos hemos de buscar los caminos de evangelización en el mundo de hoy y las respuestas del Evangelio ante los problemas que vivimos. Esto es caminar juntos, es decir, sinodalmente. La fase diocesana preparatoria del Congreso Nacional nos ofrece la ocasión para vivir esta sinodalidad, creando espacios de oración, de encuentro, de escucha, de diálogo, de discernimiento y de participación de todos en los grupos, movimientos, parroquias y Diócesis.

El punto de partida irrenunciable para la misión de todo bautizado es vivir la novedad de la vida cristiana que dimana de su Bautismo y la llamada universal a la santidad. A partir de una vida cristiana intensa de fe, alimentada en la oración, en la Palabra de Dios, en los sacramentos de la Eucaristía y de la Penitencia, y en la vida diaria, el cristiano puede y debe crear un mundo diferente, purificado, humanizado y santificado por la acción del Espíritu Santo. Desde la belleza y la alegría de su vida redimida y enriquecida por los dones de Dios, el cristiano puede y debe hablar de lo que ha recibido: del Señor Jesucristo y del amor del Dios Padre que son el origen y la riqueza de su vida; y sobre todo, podrá y deberá plasmarlo en su actividad cotidiana. A este fin nos ayudará reflexionar sobre la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Gaudete et Exsultate” ayudados por el cuaderno “Misioneros de la alegría. Itinerario para laicos 6.0”, publicado por la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar.

Os animo pues a todos a participar en la Jornada diocesana del día 2 de febrero y en la Fase Diocesana Preparatoria del Congreso Nacional. Os espero.

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente. Obispo de Segorbe-Castellón