Entradas

Amparo Faulí, nueva presidenta-delegada de Manos Unidas de Segorbe-Castellón

Los miembros de Manos Unidas eligieron por unanimidad a Amparo Faulí como presidenta-delegada en la Asamblea Diocesana que tuvo lugar el pasado sábado 8 de junio en los salones de la Caja Rural de Onda. Tras el cese de su anterior presidenta, María Pilar Acín -que cumplía el tiempo establecido por los estatutos de la organización, seis años en el cargo- Amparo toma el relevo que deberá ser ratificado por el Obispo de la Diócesis. Leer más

“Merienda del Hambre” en Chóvar para el proyecto de Manos Unidas en India

El domingo 2 de junio, la parroquia de Santa Ana en Chóvar acogió una “Merienda del Hambre”, en beneficio de los proyectos de Manos Unidas de este año en India. La iniciativa ya está consolidada desde hace unos años: la organizan la Asociación de Amas de Casa de la población y se celebró en los Salones de Chóvar. Se recogieron más de 500€ que colaborarán a hacer posible el funcionamiento de un centro de formación profesional para jóvenes.

Leer más

Presentación Campaña Manos Unidas

Manos Unidas presenta una campaña para ser voz de las mujeres sin voz

Pilar Acín, presidenta-delegada diocesana de Manos Unidas, recordaba que la campaña de este año, que lleva por lema “Creemos en la igualdad y en la dignidad y las personas”, quiere ser un homenaje a las militantes de la Acción Católica que hace 60 años comenzaron “la aventura de la lucha contra el hambre”. Sitúa así la mujer en el centro del mensaje:  “El espíritu de Manos Unidas es femenino”. Y añadía: “La mujer es uno de los grupos que más sufren de la pobreza, y por eso queremos ser la voz de las miles de mujeres que no la tienen”, explicaba.

El miércoles 5 se presentaba la campaña en los salones de Cajamar de Castellón. “Quisiera ser maestra y decir a mis alumnos que no se desanimen porque si queremos que nuestros hijos vivan mejor hay que pasar por la educación”. Este era el testimonio de una estudiante del colegio de las hermanas de Santo Domingo en Obout (Camerún), aportado por la misionera Elisa Ávila en el acto. Mons. López Llorente, que se ha referido a su carta del domingo pasado, ha concluido animando a colaborar: “Después de 60 años seguís denunciando la falta de aplicación de los derechos humanos, y lo hacéis con mayor apoyo. Eso es para felicitar. Ánimo y adelante”.

Los proyectos de este año

Precisamente en el norte del país africano está uno de los dos proyectos que la ONG de desarrollo de la Iglesia Católica española apadrinará en la Diócesis este año. Se trata de un proyecto de mejora de vida de jóvenes y mujeres campesinas con un presupuesto de 73.205 €. El otro sostendrá la promoción de formación para el empleo de jóvenes con 88.813 €.

Presentación de la Campaña durante el testimonio de la hna. Elisa Ávila

La hermana Elisa Ávila ha descrito los retos de la mujer en África: la sanidad, la educación y la promoción laboral. Al mismo tiempo advertía de la necesidad de un cambio cultural, ya que a pesar de que “la mujer hace mucho, no se la tiene en cuenta para las decisiones”.  La misionera ha descrito la complejidad para promover el desarrollo, ya que también entran en juego desafíos ecológicos o de planificación urbanística y de suministros.

La Hoja 3 de febrero

La Hoja del 3 de febrero

En la Hoja del 3 de febrero:

  • Sesenta años de lucha contra el hambre y por la justicia. Manos Unidas inicia la campaña de este año.
  • Mons. López Llorente: “Iguales en dignidad y derechos”.
  • Clausura del Octavario de Oración por la Unidad de los cristianos.
  • Encuentro de la Infancia Misionera.
  • Colecta Manos Unidas 2018.
  • Entrevista con Pilar Acín, presidenta-delegada de Manos Unidas

Puedes leerlo aquí.

Imagen Cartas 320x200

Iguales en dignidad y derechos

Videocarta del Mons. López Llorente sobre la 60ª Campaña de Manos Unidas

Queridos diocesanos:

            En este mes de febrero tiene lugar la Campaña anual de Manos Unidas, que este año celebra su 60º Aniversario: son sesenta años de compromiso tenaz en la lucha contra el hambre de pan, el hambre de cultura y el hambre de Dios, como decían en su primer manifiesto. Ya desde un primer momento, Manos Unidas vio, si embargo, que la negación de los derechos humanos está en la base y es una de las causas fundamentales de la pobreza y la exclusión que sufren cientos de millones de personas en nuestro mundo. De ahí que su compromiso cristiano por el reconocimiento efectivo y el trabajo continuado a favor de los derechos humanos de todos, en especial de los más pobres y desfavorecidos y entre ellos de las mujeres y de las niñas, han estado siempre presentes en la misión de Manos Unidas y vuelvan a estar en el punto de mira de la Campaña de este año al celebrar este Aniversario   

            Hablar de derechos humanos significa, ante todo, poner en el centro de la mirada, del corazón y de la acción la dignidad de toda persona humana, como hace Manos Unidas. Por el sólo hecho de haber sido querido y creado por Dios a su imagen y semejanza, todo ser humano tiene una dignidad innata e inalienable, con independencia de sexo, raza, lengua, país, religión, edad o condición social; una dignidad que merece ser reconocida, respetada y promovida por parte de todos. La dignidad de todo ser humano es el fundamento de los derechos humanos, que son universales e indivisibles: son universales, porque corresponden a toda persona por el hecho de serlo y, en consecuencia, deben ser reconocidos a todos; y son indivisibles porque no pueden ser aplicados por partes separadas, porque se corre el riesgo de contradecir la unidad de la persona humana. Estos derechos fueron declarados para eliminar los muros de separación que dividen a la familia humana y los pueblos, y para favorecer el desarrollo humano integral, que significa “promover a todos los hombres y a todo el hombre […] hasta la humanidad entera” (Pablo VI, Populorum Progressio, 14); porque una visión reduccionista de la persona humana abre el camino a la propagación de la injusticia, de la desigualdad social y de la corrupción.

Es cierto que se ha avanzado mucho en este terreno. La afirmación de la dignidad de la persona humana es hoy un hecho prácticamente universal. También lo es el reconocimiento teórico de los derechos humanos en la mayoría de los Estados. Pero no es menos cierto que aún queda mucho por hacer para que su ejercicio y disfrute sea efectivo y real para todos. Fiel a su origen, Manos Unidas pone de nuevo el foco en la defensa de los derechos humanos “promoviendo los derechos con hechos”, para que lo escrito en los textos legales sea real en la vida de las personas y para que millones de seres humanos, hermanos nuestros, sobre todo los más vulnerables, puedan disfrutar de esos derechos y puedan vivir con la dignidad de hijos e hijas de Dios.

Y lo quiere hacer siguiendo en su lucha para erradicar el hambre en el mundo, porque, a pesar del enorme incremento de alimentos y todo el trabajo realizado 821 millones de personas pasan hambre y cada día mueren unas 25.000 personas por causas relacionadas con la pobreza. Es un verdadero escándalo que exige nuestro compromiso en favor del derecho a la alimentación, como un imperativo de nuestra fe y de nuestra responsabilidad con la construcción del bien común. El hambre es contrario al plan de Dios. En la raíz aparece siempre el egoísmo, la avaricia y la insolidaridad de los países más ricos.

En su lucha contra la pobreza y el hambre, y por los derechos humanos se quieren fijar también en el derecho a la educación, a la salud y al agua, que están entrelazados entre sí. Y porque los derechos humanos corresponden a todos –sea hombre o mujer- seguirán luchando para lograr la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos: educación, atención médica, trabajo decente, reconocimiento social o la representación en las decisiones políticas y económicas.

Apoyemos con generosidad a la organización católica Manos Unidas en su lucha a favor de la justicia y a una vida digna para todos, necesarias para el desarrollo integral de “todos los hombres y de todo el hombre”.

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Manos Unidas trabaja para acabar con el hambre en el mundo

El diario El País sacaba ayer una noticia demoledora: “El hambre aumenta por tercer año y alcanza a 821 millones de personas”. Los conflictos, los eventos climáticos extremos y las crisis económicas son los principales responsables de esta regresión, según un estudio elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En la Diócesis de Segorbe-Castellón, Manos Unidas lleva varios años trabajando en proyectos de desarrollo en América Central, América del Sur y África. La misión concreta de lucha contra el hambre de estos proyectos se fundamenta en ayudar a los ciudadanos a ser “autores de su propio desarrollo, para que puedan vivir sin depender de los demás”, asegura Pilar Acín, presidenta de Manos Unidas de la Diócesis.

Los proyectos que han llevado a cabo hasta ahora se desenvuelven en el áreas de la agricultura, de agua, sanidad, formación de la mujer y educación. En este último campo, han trabajado mucho para ampliar aulas escolares en un centro de Madagascar.

 

Manos Unidas Charbandia

Manos Unidas Segorbe organiza un rastrillo para la escuela de Charbandia

Hasta este domingo el Seminario de Segorbe acoge el rastrillo de Manos Unidas para financiar la construcción de ocho aulas de la escuela de St. Joseph en la población india de Charbandia. La comarcal local ha asumido el proyecto junto con las delegaciones de Burriana, Nules, Onda, Jérica, La Vall d’Uixó y Vila-real, con un objetivo de 91.832 € para alcanzar. Teresa Torres, delegada comarcal en Segorbe, asegura que hasta ahora en el arciprestazgo se han recogido 5.909 €.

Leer más

Compartir el viaje Semana de la Caridad

La Semana de la Caridad invita a compartir el viaje hacia un mundo mejor

En la homilía de Corpus del año pasado, el Papa Francisco se centró en el tema de la memoria: “El pan vivo que ha bajado del cielo es el sacramento de la memoria que nos recuerda, de manera real y tangible, la historia del amor de Dios por nosotros” (18 de junio de 2017). La memoria supera lo que a veces los sentidos pueden percibir. El político y escritor Benjamin Disraeli aseguraba que, como grande viajero, “recordaba más que lo que había visto”.

La Pastoral Caritativa-Social propone este año en la Semana de la Caridad compartir el viaje para que la caridad proveniente de la Eucaristía haga compartir el trayecto junto con las personas necesitadas. Porque como dijo Tim Cahill, deportista australiano, “un viaje se mide mejor en amigos que en millas”.

Leer más