Decreto de apertura de iglesias y templos en la Diócesis a partir del 11 de mayo

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

Ante la emergencia sanitaria motivada por la pandemia del Covid-19, tras haber sido decretado el ‘estado de alarma’ por el Gobierno de España el 14 de marzo, y con la voluntad de contribuir a evitar la expansión del coronavirus decidí mediante decreto de 16 de marzo el cierre de todos los templos e iglesias de la Diócesis de Segorbe-Castellón hasta que remitiese el alto riesgo de contagio. Así mismo dispensé por decreto de 14 de marzo de la obligación de participar en la Eucaristía los domingos y demás días de precepto (cf. c. 1247 CIC) a todos los fieles cristianos de la Diócesis de Segorbe-Castellón y a todos los fieles cristianos que de hecho se hallaran en el territorio de la misma, hasta el momento en que las autoridades sanitarias competentes declararan el cese de la actual emergencia sanitaria.

El Gobierno de España ha previsto y establecido cuatro fases para ir suprimiendo gradualmente las medidas restrictivas decretadas para luchar contra la pandemia, que afectan también a las celebraciones y otros actos de culto en los templos católicos así como a otras actividades pastorales de la Iglesia católica. Las fechas del comienzo de cada fase serán fijadas por el Ministerio de Sanidad; a día de hoy, el comienzo de la Fase 1 está previsto para el día 11 de mayo, en la que se permitirá la asistencia a los lugares de culto bajo determinadas condiciones.

No obstante, no se puede olvidar que el coronavirus sigue propagándose por España y entre nosotros. Ante esta circunstancia, todos tenemos la grave responsabilidad moral de prevenir el contagio de la enfermedad poniendo los medios oportunos para evitar contagiar y ser contagiados. Por ello, todos hemos de observar las medidas de distancia social y el resto de medidas de prevención, establecidas o recomendadas, por las autoridades civiles o eclesiásticas.

Por todo ello, en virtud de las facultades que me confiere el derecho de la Iglesia, a tenor de los cc. 85-93 y c.1213 del Código de Derecho Canónico, por el presente

 

DECRETO

 

  1. La reapertura de las iglesias y templos en la Diócesis de Segorbe-Castellón a partir del día 11 de mayo de 2020 en las condiciones y con las medidas establecidas por las Disposiciones de prevención para la celebración del culto público en los templos católicos durante la supresión progresiva de las medidas restrictivas por la pandemia del Covid-19, dadas por el Sr. Vicario General con fecha 3 de mayo de 2020.

 

  1. La prórroga de la dispensa de la obligación de participar en la Eucaristía los domingos y demás días de precepto (cf. c. 1247 CIC), para quien no pueda acudir al templo a causa del actual estado de emergencia sanitaria, invitando, en este caso, a la lectura de la Palabra de Dios, a la oración en las casas y a seguir la Santa Misa a través de los medios de comunicación social. También, invito a las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo a que valoren la conveniencia de no salir de sus domicilios.

 

Dada la limitación de la asistencia del número de fieles a los templos según su aforo total, que previsiblemente establecerán las autoridades sanitarias para las distintas fases hasta la reapertura total de los templos, pido a los sacerdotes que aumenten el número de Misas los domingos, días de precepto y sus vísperas, allí donde sea necesario y posible, para que los fieles puedan participar en la Santa Misa y cumplir con el precepto dominical evitando así aglomeraciones.

 

  1. La aplicación y observancia en nuestra Diócesis por todos los sacerdotes, diáconos permanentes, religiosos, religiosas y fieles laicos de las Disposiciones del Sr. Vicario General a que se refiere el número 1.

 

  1. Mantener la suspensión de las visitas turísticas a los templos y museos de la Iglesia, hasta nueva disposición.

 

Invito a todos a continuar rezando por el fin de la pandemia, por los fallecidos y sus familiares, por los contagiados, por el personal sanitario y de servicios, por los trabajadores y los empresarios, por las familias y el Estado, acogiéndose a la intercesión de Nuestra Señora, la Virgen de la Cueva Santa y haciendo propia la oración del papa Francisco: “Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos con la voluntad del Padre y a hacer lo que nos diga Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas, que estamos en la prueba, y líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén”.

 

El presente decreto y las Disposiciones citadas entran en vigor el día de su fecha, serán promulgadas con su publicación inmediata en la página web del Obispado de Segorbe-Castellón y permanecerán vigentes hasta nuevo aviso.

 

En Castellón de la Plana, a 3 de mayo de 2020, Fiesta de Nuestra Señora de Lledó, Patrona de la Ciudad de Castellón.

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

 

Doy fe

Ángel E. Cumbicos Ortega

Canciller-Secretario General

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.