desamparados La Vall

Las parroquias de la Vall d’Uixó despiden a la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados en un acto de unidad eclesial

Las seis parroquias de La Vall d’Uixó han despedido este domingo, 7 de abril, a la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados después de una semana de intensos actos. La celebración final ha sido una muestra de unidad: “Qué alegría los hermanos unidos. Este versículo bíblico resume lo que se ve aquí”, afirmaba con gozo el Obispo, que ha presidido la Eucaristía final ante la ermita-templo jubilar de San Vicente Ferrer.  El arcipreste de la ciudad y párroco de la Asunción ha declarado que “los frutos de esta visita han sido la fe y la renovación de la llamada de todos los cristianos a la santidad”. Esta tarde una procesión pone el punto y final.

La jornada ha comenzado con una ofrenda floral en la que han participado 40 entidades. Ha sido un acto unitario con todas las realidades que dan vida a cada una de las parroquias. Durante la semana la comunidad católica de La Vall d’Uixó han vivido otros momentos intensos juntos, como la vigilia de niños en la parroquia del Cristo o la de jóvenes en la de Santiago.

El Santo Ángel consagró las familias de la ciudad en la visita a la ermita de la Sagrada Familia, y aprovechó la visita de la Virgen para celebrar bautizos y pasar los bebés por el manto. En la Asunción también se vivió con intensidad los actos a pesar de la amenaza de lluvia el viernes. El párroco de Nuestra Señora de Lourdes resumía la semana con un “ha sido una maravilla”.

Encuentro, camino, misión

Mons. Casimiro López Llorente afirmaba que “La Vall d’Uixó no olvidará esta semana que nos ha traído la Virgen, porque por ella nos llega el Amparo de Dios”. En conclusión, el Obispo invitaba a dejarse encontrar por el Hijo de la Virgen en una experiencia propia de este tiempo de Cuaresma, a caminar como peregrinos en la vida hacia el encuentro definitivo con el Señor, y a salir en misión para anunciar a Dios sin miedos ni vergüenzas: “No nos dejemos acallar en el anuncio del Evangelio en su integralidad a nuestra sociedad porque privaríamos de lo más grande que podemos ofrecer, que es Cristo Jesús, vida para el mundo, paz y justicia verdadera”, concluía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.