J.C. Carvajal: “Defiendo que los niños tienen una vida espiritual”

Juan Carlos Carvajal, Coordinador del Bienio Evangelización y Catequesis en la Universidad San Dámaso

Juan Carlos Carvajal, sacerdote, es una de las voces más autorizadas en España para hablar de catequesis. En la Universidad Eclesiástica San Dámaso, de Madrid, dirige un Bienio sobre Evangelización y Catequesis, y en enero presentó su último libro: “Catequistas, testigos y pedagogos”. En esta entrevista da buenos criterios para preparar el Encuentro Diocesano de Catequistas del sábado 24.

 

  • ¿Qué relación tiene la catequesis con la evangelización?
  • La primera idea que tenemos que tener clara es que al Iglesia existe para evangelizar, es decir, transmitir el Evangelio y que desde la sola fuerza del Evangelio, trasformar a las personas, los ambientes y la sociedad. Por tanto toda actividad que hace la Iglesia para transmitir el Evangelio es evangelización. Anuncio misionero o kerigmático es una parte importante de la evangelización, pero no es toda la evangelización. Lo mismo podemos decir de la catequesis de iniciación cristiana: no es toda la evangelización, pero es un elemento importantísimo en el proceso evangelizador porque a través suyo se engendran los hijos de Dios y de la Iglesia, los discípulos de Cristo.
  • ¿Qué criterios la inspiran para que esto sea posible?
  • La iniciación cristiana es un proceso catequético, litúrgico y espiritual al servicio del proceso de conversión de los creyentes. Por tanto es el servicio que la Iglesia, bajo el poder del Espíritu, presta a la acción gratuita del Espíritu y a la libertad de los que se convierte. No hay automatismo. Tiene que haber una iniciación interior, un proceso de conversión espiritual.
  • ¿Por qué es necesario implicar las familias en la catequesis de sus hijos?
  • Defiendo es que los niños tienen una vida espiritual. Es evidente que la familia, como parte de la comunidad cristiana, tiene que secundar esa acción misteriosa pero real de la acción del Espíritu en los niños. Y ahí los que están mucho más cerca son los padres estando atentos al asombro, a la apertura del misterio, a las preguntas…
  • ¿Cómo mantener en los catequistas la eficacia en su ministerio?
  • Los catequistas solo pueden transmitir lo que viven. El primer libro donde tiene que aprender cómo hacer la catequesis es su propia experiencia de fe. Estoy preparando un nuevo libro sobre catequistas mistagogos, es decir, los que introducen en el misterio de Dios. Y es difícil que lo puedan hacer si no son conscientes de su experiencia. Por tanto los catequistas tienen que partir de su experiencia personal, enriquecida por la experiencia de la fe de la Iglesia, para ofrecerla a los niños, adolescentes y adultos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.