Una misionera de Burriana espera al Papa en Japón

El papa está realizando del 19 al 26 de noviembre un viaje apostólico a Tailandia y Japón. Cuando el domingo llegué al país nipón, lo estará esperando una misionera de Burriana, la religiosa Magdalena Vicent, de las misioneras de Cristo Jesús. La hermana Magdalena ha declarado que esperan que la visita de Francisco sea una gracia grande de Dios, y que muchos tengan una nueva visión de la Iglesia y quieran conocerla mejor. Como anécdota, explicaba por teléfono que los medios japoneses han dejado de llamar al Papa Pontífice, asociado al emperador, para referirse a él como Papa de Roma, mucho más cercano. En japonés, Kyoko.

Magdalena Vicent, entre sus hermanos Amparo y Javier en una visita a Burriana en 2017

La hna. Magdalena Vicent vive en Japón desde hace 54 años. Actualmente trabaja en la parroquia de Toyosiki, a unas dos horas de Tokio. Desde hace semanas se está organizando la participación en la misa que Francisco presidirá el domingo en la capital. La comunidad cristiana en Japón, incluidos católicos y protestantes no supera el 1% de la población. La mayoría son extranjeros, mientras que los nativos no llegan al 0,3%. Sin embargo el interés de los nipones por el cristianismo va creciendo.

Contacto personal y ecumenismo

La religiosa de Burriana explica que su trabajo se centra mucho en el contacto personal con las personas. Recuerda el caso de una joven que entró en la iglesia y lloraba por problemas que tenía con la droga. Hablando con ella comenzó un camino que concluyó con el bautismo. La actividad en las parroquias se completa con grupos en las casas y en gran colaboración con el resto de iglesias y confesiones cristianas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.