Entradas

Cristo vive

El Papa da un voto de confianza a los jóvenes en la Exhortación Postsinodal “Jesús Vive”

Esta mañana, martes 2 de abril, se ha hecho pública la Exhortación Apostólica tras el sínodo dedicado a los jóvenes, el discernimiento y la vocación, celebrado en octubre del año pasado. El Papa explica en el tercer párrafo que su objetivo es recordar “algunas convicciones de nuestra fe” y alentar “a crecer en la santidad y en el compromiso con la propia vocación”. Y esto Francisco lo hace desde un estilo muy directo en ciertos pasajes y la convicción de que “la juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo” (CV135). El título da sentido a todo el contenido: “Cristo vive”. “Y Él es la más hermosa juventud de este mundo” (CV1).

Puedes leer la Exhortación completa aquí.

Leer más

Papa Francisco Cuaresma

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2019

“La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19)

Queridos hermanos y hermanas:

Cada año, a través de la Madre Iglesia, Dios «concede a sus hijos anhelar, con el gozo de habernos purificado, la solemnidad de la Pascua, para que […] por la celebración de los misterios que nos dieron nueva vida, lleguemos a ser con plenitud hijos de Dios» (Prefacio I de Cuaresma). De este modo podemos caminar, de Pascua en Pascua, hacia el cumplimiento de aquella salvación que ya hemos recibido gracias al misterio pascual de Cristo: «Pues hemos sido salvados en esperanza» (Rm 8,24). Este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. San Pablo llega a decir: «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19). Desde esta perspectiva querría sugerir algunos puntos de reflexión, que acompañen nuestro camino de conversión en la próxima Cuaresma.

Leer más

El Papa dirige un vídeo a los jóvenes en preparación a la JMJ de Panamá

El Papa Francisco ha dirigido un vídeo a los jóvenes en preparación a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Panamá del 22 al 27 de enero de 2019. El lema de este encuentro es la respuesta de la Virgen María a la llamada de Dios: «He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38).

El Papa se refiere al “sí valiente y generoso”de la Madre de Dios para animar a “salir de uno mismo y ponerse al servicio de los demás. Nuestra vida solo encuentra significado en el servicio a Dios y a los demás”.

“Hay muchos jóvenes, creyentes o no, que al final de una etapa de estudios muestran su deseo de ayudar a otros, de hacer algo por los que sufren”, afirma Francisco. Al mismo tiempo añade que “ponerse al servicio de los demás no significa solamente estar listos para la acción, sino que también hay que ponerse en diálogo con Dios, en actitud de escucha, como lo hizo María”.

Dirigiéndose directamente a los jóvenes los anima a “entrar cada uno en su interior y decirle a Dios: ¿Qué es lo que quieres de mí? Dejen que el Señor les hable; ya verán vuestra vida transformada y colmada de alegría”.

 

 

Evangelio de la Familia Dublín

El Papa envía a “compartir el Evangelio de la familia como alegría para el mundo”

Ante una multitudinaria participación de fieles – unas 37.000 personas de 116 países – en el Estadio Croke Park, Francisco concluyó el domingo el IX Encuentro Mundial de las Familias (EMF) celebrado en Dublín. El Papa deseó que “esta celebración nuestra de hoy pueda confirmar a cada uno de vosotros para compartir la alegría del Evangelio. Que podáis compartir el Evangelio de la familia como alegría para el mundo”. Al final de la Eucaristía, se anunció que Roma acogerá el X EMF en 2021.

Leer más

Quinto aniversario de la elección del Papa Francisco

Hace cinco años, el 13 de marzo del 2013, era elegido el Papa Francisco. La palabra que define su pontificado es “misericordia” y expresiones como “salida” o “periferias”. Es el primer Papa jesuita, primero procedente de América latina, primero con el nombre del Pobrecillo de Asís, 265 Sucesor de Pedro, que desea una Iglesia de puertas abiertas que anuncia a todos la alegría y la frescura del Evangelio. La agenda en este quinto aniversario tenía previstas audiencias con el Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Religioso, y el Cardenal Gualtiero Bassetti, arzobispo de Perugia y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana.

La Conferencia Episcopal Española le ha dirigido una carta de felicitación en la que su presidente, mons.  Ricardo Blázquez, ha manifestado el sentimiento de los obispos españoles de comunión cordial y efectiva, con su persona, como sucesor de Pedro.

Leer más

Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2018

Queridos hermanos y hermanas:

Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla,
la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de
nuestra conversión», que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.

Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con
gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12).

Leer más

Felicitación al Santo Padre por su 80 cumpleaños

Castellón de la Plana, a 15 de diciembre de 2016

Santo Padre,

 

Reciba un cordial saludo de toda esta Diócesis de Segorbe-Castellón, en España, y de un servidor, así como nuestra más sentida felicitación con motivo de su cumpleaños, el día 17 de diciembre. Nos unimos a Ud. en su acción de gracias a Dios por el regalo de sus ochenta años de vida.

Aún recordamos, Santidad, con profunda alegría la Audiencia del pasado veintiséis de octubre a la que acudimos un pequeño grupo de 21 presbíteros de nuestra Diócesis, en peregrinación a Roma y a Asís, y en la que tuve ocasión de saludarle personalmente. Su cercanía y su llamada a acoger a los inmigrantes como a nuestro prójimo son aliento que nos impulsa a entregarnos con mayor fervor al servicio de todos, en especial de los más pobres y necesitados, sin excluir a nadie, como lo hizo el Señor con nosotros.

Le encomendamos en nuestras plegarias a la Virgen María, Madre de Misericordia. ¡Que ella le proteja como a hijo suyo, le aliente en su tarea pastoral, le defienda en la tentación, le ampare en la tribulación y le consuele en el sufrimiento! Cuente con nuestra oración. ¡Que Dios le siga bendiciendo!  Imploramos también su bendición, Santo Padre.

Con afecto filial,

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

 

Carta del Papa al final de Jubileo de la Misericordia

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía encontrar una expresión más bella y coherente que esta para hacer comprender el misterio del amor de Dios cuando viene al encuentro del pecador: «Quedaron sólo ellos dos: la miserable y la misericordia»[1]. Cuánta piedad y justicia divina hay en este episodio. Su enseñanza viene a iluminar la conclusión del Jubileo Extraordinario de la Misericordia e indica, además, el camino que estamos llamados a seguir en el futuro.

  1. Esta página del Evangelio puede ser asumida, con todo derecho, como imagen de lo que hemos celebrado en el Año Santo, un tiempo rico de misericordia, que pide ser siemprecelebradavivida en nuestras comunidades. En efecto, la misericordia no puede ser un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino que constituye su misma existencia, que manifiesta y hace tangible la verdad profunda del Evangelio. Todo se revela en la misericordia; todo se resuelve en el amor misericordioso del Padre.

Leer más

JMJ en Cracovia: Bajo el signo de la misericordia

Queridos diocesanos:

Miles de jóvenes de todo el mundo están de camino para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, en Cracovia, Polonia, del 26 al 31 de este mes de julio. Nuestra Iglesia diocesana estará presente con un buen grupo de jóvenes.

Los jóvenes de las jornadas mundiales no son ajenos a lo que viven y pasan el resto de jóvenes; comparten sus esperanzas y sus sufrimientos, sus decepciones y sus anhelos más vivos y justos. Pero junto a ellos se respira un aire fresco y puro, el gozo de vivir, y una esperanza que nada ni nadie puede arrebatar ni empañar. A veces, cuando se mira a los jóvenes de hoy, con sus problemas y fragilidades, hay una tendencia al pesimismo, al desánimo: son los que más padecen, los más afectados por la crisis económica, moral y espiritual, que nos envuelve. Mas, no es todo desánimo en la juventud, ni mera resignación inactiva o protesta violenta, ni menos relativismo, tampoco nihilismo y vacío de gente que no espera nada. Más allá de las apariencias, esos miles y miles de jóvenes, que se reunirán con el Papa en Cracovia, nos trasmiten el mensaje claro de una juventud que expresa un deseo profundo, a pesar de posibles ambigüedades, de los valores auténticos que tienen su plenitud en Cristo.

Las Jornadas son una experiencia inolvidable. El encuentro gozoso con el Señor Jesús junto con tantos jóvenes que comparten la misma fe, el ambiente de oración personal y comunitaria, la celebración gozosa de la fe, la confraternización alegre y la experiencia de la universalidad de la Iglesia marcan de algún modo el futuro de la propia vida cristiana. ¡Cuántos jóvenes han encontrado a Cristo en las Jornadas, cuántos se han reencontrado con la propia fe o han quedado fortalecidos en su vida cristiana! ¡Y cuántos jóvenes han descubierto la llamada del Señor al sacerdocio, a la vida consagrada, al matrimonio cristiano, a un laicado adulto y comprometido con la misión!

Este encuentro de Cracovia con el Papa estará marcado por la Misericordia. Cracovia es la ciudad de San Juan Pablo II y de Santa Faustina Kowalska; allí vivieron estos dos grandes apóstoles de la misericordia de nuestro tiempo; en esta ciudad, San Juan Pablo II consagró en 2002 el Santuario de Jesús Misericordioso, encomendando el mundo a la Divina Misericordia y esperando que este mensaje llegase a todos los habitantes de la tierra, llenando los corazones de esperanza: “Es preciso encender esta chispa de la gracia de Dios. Es preciso transmitir al mundo este fuego de la misericordia. En la misericordia de Dios el mundo encontrará la paz, y el hombre, la felicidad” (Homilía 17.08.2002).

Estoy seguro que celebrar el Jubileo de la Misericordia en Cracovia será como un nuevo Pentecostés para los jóvenes: un acontecimiento de gracia, de gozo y de esperanza, de luz en la oscuridad del momento, un grandísimo don de la misericordia de Dios. Allí podrán contemplar y experimentar personalmente el amor infinito, entrañable, paciente y siempre fiel de Dios así como el abrazo del perdón de Dios, siempre dispuesto a perdonar. La acogida personal de la misericordia divina transforma el corazón y capacita para ser misericordiosos como el Padre. Por ello el lema de esta Jornada es: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán la misericordia” (Mt 5,7). “La Palabra de Dios – dice el papa Francisco- nos enseña que ‘la felicidad está más en dar que en recibir’ (Hch 20,35). Precisamente por este motivo la quinta Bienaventuranza declara felices a los misericordiosos. Sabemos que es el Señor quien nos ha amado primero. Pero sólo seremos de verdad bienaventurados, felices, cuando entremos en la lógica divina del don, del amor gratuito, si descubrimos que Dios nos ha amado infinitamente para hacernos capaces de amar como Él, sin medida”. (Mensaje para JMJ 2015). Es entonces cuando uno se siente enviado y se convierte en instrumento de la misericordia, un verdadero programa de vida para todos, especialmente para los jóvenes, que se concretará en las obras de misericordia corporales y espirituales. El único camino para vencer el mal es la misericordia. La justicia es necesaria, pero ella sola no basta. Justicia y misericordia tienen que caminar juntas. Acompañemos con nuestra oración a los jóvenes de la Jornada Mundial.

 

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón