“Los misioneros son la avanzadilla de la Iglesia en las periferias del mundo”

Salvador Prades, Delegado Diocesano de Misiones

Salvador Prades fue nombrado delegado de Misiones en julio y, providencialmente, tres meses después le ha tocado dirigir la celebración del Mes Misionero Extraordinario en octubre. Desea que este acontecimiento eclesial revitalice la conciencia misionera y difunda el conocimiento de las realidades misioneras de la Diócesis.

¿Qué desea que aporte el mes misionero extraordinario?

– Lo primero, revitalizar la consciencia misionera de nuestras comunidades parroquiales, religiosas y educativas. También difundir el conocimiento de las distintas realidades misioneras de nuestra Diócesis, compartir experiencias, carismas, y la vida de los misioneros tanto sacerdotes, como religiosas y religiosas, y seglares.

– ¿Qué acto destacaría de los que están previstos durante el octubre misionero?

– Algo que puede parecer paradójico fue la inauguración en el convento de las carmelitas descalzas de las Alquerías el 1 de octubre. Digo que puede resultar curioso que un convento de clausura sea el marco para el arranque de este mes misionero, pero no tenemos que olvidar que la patrona de las misiones es una carmelita:Santa Teresita del Niño Jesús. Su amor a la Iglesia debe ser un impulso para todos en este espíritu de salir al encuentro del hermano para anunciarle la buena noticia y, por tanto, una llamada a que todos, desde nuestro estado, nos sintamos también misioneros.

También está la exposición misionera y, con una celebración especial este año, el DOMUND.

– En efecto, hasta el 25 de octubre está en la Concatedral de Santa María y se puede visitar de 9:30 a 12:30 por la mañana, y de 17h a 19:45h por la tarde. A partir de noviembre se traslada al museo catedralicio de Segorbe. Y no hay que olvidar la misa del Domund el próximo domingo 20 de octubre a las 12h en la Concatedral de Santa María, en Castellón.

¿Qué indicativos muestran un consciencia misionera viva?

– Creo que la percepción que en general tiene la sociedad de los misioneros es muy positiva: se ven como la avanzadilla de la Iglesia en las periferias del mundo, como dice el papa Francisco. Por otro lado, un aspecto muy concreto de esta implicación son las campañas misioneras como la del Domund o la de la Santa Infancia; creo que ahí también se pone de manifiesto la generosidad de nuestras comunidades. Y finalmente, el perfil del misionero ha cambiado y si bien cada vez hay menos sacerdotes y religiosos, evidentemente por la falta general de vocaciones, aumentan el número de laicos, solteros y familias misioneras.

Este curso pastoral se fija como prioridad la caridad. ¿Qué vinculación tiene con la misión?

– La caridad es, básicamente, dar gratis lo que hemos recibido gratis. Hemos recibido la fe y esa fe la tenemos que dar a conocer y compartir. Ese creo que es el sentido fundamental de la misión: dar a conocer la fe. Tengo una anécdota personal que resumiría esta generosidad; Cuando dije al obispo Cases el deseo de ir a áfrica, me acuerdo que me respondió: “Como obispo de Segorbe-Castellón te digo que no, porque necesito sacerdotes, pero como obispo dela Iglesia no puedo negarme”. Creo que ese renunciar a los propios deseos o necesidades a favor de los otros resume la relación que hay ente misión y caridad.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.