Entradas

Mons. López Llorente en la Misa del DOMUND: “La misión ad gentes es llevar al encuentro con Cristo a todo aquel que no lo conoce”

El Domingo Mundial de las Misiones – DOMUND– se ha celebrado este año en un marco excepcional: el Mes Misionero Extraordinario (MME) convocado por el Papa Francisco con motivo del centenario de la carta apostólica de Benedicto XV Maximum Illud, y con el objetivo de “alimentar el ardor de la actividad evangelizadora de la Iglesia ad gentes”, según declaraba en el Ángelus del domingo 22 de octubre del año pasado. En la Diócesis se están realizando diversos actos con motivo de este acontecimiento, y uno de los principales ha sido la Eucaristía del DOMUND presidida por el Mons. Casimiro López Llorente en la Concatedral de Santa María, en Castellón.

El Obispo ha destacado la palabra misión para explicar que, si tradicionalmente la llamada misión ad gentes se ha entendido como la que se realiza en países lejanos, más bien es “llevar al encuentro con Cristo a todo aquel que no lo conoce o que se ha alejado”. En este sentido, aseguraba Mons. López Llorente, “la misión está entre nosotros y es tarea de todo bautizado”.

Leer más

Material descargable para la celebración del DOMUND

Durante el Mes Misionero Extraordinario (MME), convocado por el Papa, destaca especialmente el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) que se celebra el próximo 20 de octubre. A las 12h Mons. Casimiro López Llorente presidirá una Eucaristía en  la Concatedral de Santa María, en Castellón. Será un acto diocesano pero cada parroquia está invitada a unirse con sus celebraciones dominicales. Para ello presentamos material para la liturgia y una vigilia de oración elaborados por las Obras Misionales Pontificias (OMP).

LITURGIA

VIGILIA

ORACIÓN

Leer más

“Los misioneros son la avanzadilla de la Iglesia en las periferias del mundo”

Salvador Prades, Delegado Diocesano de Misiones

Salvador Prades fue nombrado delegado de Misiones en julio y, providencialmente, tres meses después le ha tocado dirigir la celebración del Mes Misionero Extraordinario en octubre. Desea que este acontecimiento eclesial revitalice la conciencia misionera y difunda el conocimiento de las realidades misioneras de la Diócesis.

¿Qué desea que aporte el mes misionero extraordinario?

– Lo primero, revitalizar la consciencia misionera de nuestras comunidades parroquiales, religiosas y educativas. También difundir el conocimiento de las distintas realidades misioneras de nuestra Diócesis, compartir experiencias, carismas, y la vida de los misioneros tanto sacerdotes, como religiosas y religiosas, y seglares.

Leer más

Imagen Cartas 320x200

El Domingo mundial de las misiones

Queridos diocesanos:

El domingo, 20 de octubre, celebraremos el Domingo mundial de las misiones, el Domund. Este año será dentro del mes extraordinario misionero, convocado por el Papa Francisco para este mes de octubre. El Papa desea así impulsar en los bautizados el compromiso por la misión en todo el mundo. El Domund de este año debería tener entre nosotros un carácter extraordinario, en su preparación y en su celebración.

El Domund es una ocasión privilegiada para que todos bautizados tomemos conciencia de la permanente validez del mandato misionero de Jesús: “Id y haced discípulos a todos los pueblos” (Mt 28,19). Este mandato y este envío valen para todos los bautizados, porque la misión atañe a todos los cristianos, a todas las Diócesis y parroquias, a las instituciones y asociaciones eclesiales. Francisco nos invita a orar y reflexionar sobre la missio ad gentes, es decir, sobre la misión que Jesús nos ha encomendado a todos los cristianos de todos los tiempos de anunciar y llevar a Jesucristo a quienes no lo conocen. Para preparar el Domund de este año os ruego que en esta semana previa pidamos personalmente a Dios por la misión, las misiones y los misioneros; y a las parroquias y otras comunidades y movimientos eclesiales les pido que tengan momentos especiales de reflexión sobre la misión y momentos de oración comunitaria, vigilias de oración y de adoración ante Santísimo Sacramento para pedir por la misión y las misiones.

Leer más

Imagen Cartas 320x200

Domund: Cambia el mundo

Queridos diocesanos

Octubre es el mes misionero por excelencia. Su momento central es la Jornada del Domund, el Domingo Mundial de la Misiones, que este año celebramos el día 21 de octubre. Organizada por las Obras Misionales Pontificias (OMP), esta Jornada quiere promover el compromiso de los cristianos para que el anuncio del Evangelio llegue a todos los ámbitos del mundo, junto con el cambio y la promoción social que conlleva. Este día debería servir para renovar y potenciar nuestro recuerdo agradecido, nuestra oración sincera y nuestro compromiso solidario con tantos misioneros y misioneras, que, siguiendo la llamada del Señor, lo han dejado todo y entregan su existencia para que la Buena Nueva resuene en todos los continentes. Son muchas y, en algunos casos extremas las carencias y necesidades materiales de los misioneros en el cumplimiento de su tarea evangelizadora y promotora del desarrollo completo de las personas, en especial de los más pobres.

Leer más

Presentación Domund 2018

Presentación de la Campaña del Domund 2018

Esta mañana se ha presentado la Campaña del Domingo de las misiones, Domund, en la Diócesis. Será el próximo domingo 21 de octubre y este año lleva por lema “Cambiar el mundo”. Miguel Abril, delegado de misiones y director diocesano de la Obras Misionales Pontificias (OMP) ha explicado que “cambiar el mundo supone un compromiso personal de dar la propia vida, y esto lo representan muy bien los misioneros”.

Leer más

Anunciar a Jesucristo vivo

Queridos diocesanos:

Este domingo, 22 de octubre, celebramos con toda la Iglesia católica la Jornada Mundial de las Misiones, el día del Domund. Cada año, esta Jornada es una ocasión privilegiada para que todos los integrantes del Pueblo de Dios tomemos conciencia de la permanente validez del mandato misionero de Jesús de hacer discípulos suyos a todos los pueblos (cf. Mt 28, 19). Aún son muchos los que no conocen a Jesucristo. El mandato y el compromiso misioneros valen para todos los bautizados; la misión atañe a todos y cada uno de los cristianos, a nuestra Iglesia, a las parroquias, y a las comunidades, movimientos y asociaciones eclesiales. Todos los miembros de la Iglesia estamos llamados a participar en la misión que el Señor nos ha confiado. La Iglesia es misionera por naturaleza; “si no lo fuera, no sería la Iglesia de Cristo, sino que sería sólo una asociación entre muchas otras, que terminaría rápidamente agotando su propósito y desapareciendo” nos dice el Papa Francisco.

El Mensaje del Papa nos recuerda que la misión es el corazón de la fe cristiana; y el lema de la Jornada nos invita a ser valientes porque la misión nos espera; una llamada urgente a compartir con el mundo entero la gracia del encuentro con Jesucristo.

Ante un mundo confundido por tantas ilusiones, herido por grandes frustraciones y desgarrado por numerosas guerras fratricidas,  hemos de seguir anunciando el Evangelio de Cristo, Camino, Verdad y Vida. Nuestra misión como cristianos y como Iglesia se funda en la fuerza transformadora del Evangelio. Nuestra misión no es propagar una ideología religiosa ni tampoco proponer una ética sublime. La misión de la Iglesia es anunciar y ofrecer a Jesucristo y el Evangelio. El Evangelio es la Buena Nueva porque contiene y ofrece una vida nueva: la vida de Cristo resucitado. Cuando se acoge esta vida nueva, comunicada por el Espíritu Santo, Cristo Jesús se convierte en Camino, Verdad y Vida de las personas; en Camino que invita a seguirlo con confianza y valor para experimentar así la Verdad y recibir su Vida, que es la plena comunión con Dios y germen de comunión con todos los hombres y la creación; una comunión que nos libera de toda forma de egoísmo y es fuente de creatividad en el amor. La vida nueva de Cristo Resucitado transforma el corazón de la personas, condición siempre indispensable para la trasformación de la relaciones personales y sociales, y de las estructuras injustas y de pecado. De este modo, el anuncio del Evangelio se convierte en palabra viva y eficaz que realiza lo que proclama.

La misión de la Iglesia y la misión de todo cristiano es llevar al encuentro personal y transformador con Jesucristo vivo. A través de nuestra misión, Jesucristo mismo sigue evangelizando, saliendo al encuentro, actuando y salvando. A través del anuncio del Evangelio, Jesús se convierte en contemporáneo nuestro, de modo que quienes lo acogen con fe y amor experimentan la fuerza transformadora de su Espíritu de Resucitado que fecunda lo humano y la creación. Su resurrección no es algo del pasado; entraña una fuerza de vida que ha penetrado el mundo para siempre como una fuerza imparable.  El mundo necesita el Evangelio de Jesucristo como algo esencial, nos dice el papa Francisco. “Cristo, a través de la Iglesia, continúa su misión de Buen Samaritano, curando las heridas sangrantes de la humanidad, y de Buen Pastor, buscando sin descanso a quienes se han perdido por caminos tortuosos y sin una meta”.

“Sé valiente, la misión te espera”, es el lema del Domund de este año. A cada uno de nosotros, por el bautismo, se nos ha confiado la misión de ser misioneros valientes de Jesucristo en medio de nuestra vida. Ser valiente significa salir de nuestra comodidad para encontrarnos con el otro y llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio; ser valiente es dejarme involucrar y comprometer; ser valiente es sentirme responsable de la misión y colaborar con la oración y económicamente; ser valiente es responder a la llamada a implicar mi vida en la evangelización universal. “Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo” (Evangelii gaudium, 273). No busquemos justificaciones fáciles para inhibirnos. Redoblemos, pues, nuestro compromiso con la misión y las misiones.

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón