Un centenar de nuevas familias eligen este curso colegios diocesanos

Un centenar de nuevas familias han escogido por primera vez este curso los colegios diocesanos para sus hijos. Una de las principales razones expuestas en las entrevistas es el identidad y el proyecto educativo basado en valores, y valores cristianos. Presentarse como católico no asusta a las familias. Al contrario, es un aliciente. Otros criterios que han jugado a favor son la atención personalizada a los alumnos, el ambiente familiar y la colaboración con los padres en la educación de los niños.

Los directores pedagógicos de los colegios diocesanos son conscientes de su identidad, y la presentan sin complejos. “El alumno está en el centro a nivel pedagógico, pero hay un centro de referencia que es Jesucristo”, afirma Ana Mª Pascual, de la Milagrosa de Segorbe. “Somos escuelas abiertas a todo el mundo, acogedoras, integradoras y familiares”, explica Consuelo Moreno, del Obispo Pont desde Vila-real.

“Trabajamos mucho con un aprendizaje con inteligencias múltiples y cooperativo, pero todo desde un punto de vista de valores cristianos y humanos”, subraya Carlos Calduch, director del Seminario de Segorbe. “Ofrecemos una educación basada en valores cristianos de mucha calidad y con una implicación vocacional de profesores, administración y personal no docente”, concluye Vicent Mechó desde el Mater Dei.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.