Primer anuncio en las parroquias y pedagogía kerigmática

Si el primer anuncio dirigido a los sacerdotes fue el tema de la jornada de formación permanente de marzo, en el encuentro sacerdotal coincidiendo con la festividad de San Juan de Ávila, patrón del clero secular español, ha sido el primer anuncio en la parroquia. El ponente, D. Javier Igea, presbítero de Madrid y ex director del Secretariado de la Comisión Episcopal del Clero de la Conferencia Episcopal, ha insistido en su pertinencia en todas la etapas de la vida de los fieles que participan en la parroquia, y en la pedagogía kerigmática.

Javier Igea recordaba la noción de pastoral clásica por la que se suele comenzar por un primer anuncio a los convertidos, seguido de la catequesis para llegar, en una tercera etapa, a la vida pastoral ordinaria. Sin embargo, advertía, ésta se puede convertir en “rutinaria, triste, con una mentalidad de preservación si no se transmite la vida de Jesucristo”.

Por eso retomaba los párrafos 164 y 165 de la Evangelii Gaudiunm del Papa Francisco, en los que se afirma que “cuando a este primer anuncio se le llama primero, eso no significa que está al comienzo y después se olvida o se reemplaza por otros contenidos que lo superan. Es el primero en un sentido cualitativo, porque es el anuncio principal, ese que siempre hay que volver a escuchar de diversas maneras y ese que siempre hay que anunciar de una forma o de otra a lo largo de la catequesis, en todas sus etapas y momentos”.

 

Respecto a la pedagogía kerigmática, Javier Igea citaba al obispo de Fréjus-Toulon, mons. Dominique Rey, que explicaba que, así como está muy elaborada para la catequesis, es una labor pendiente a realizar para el primer anuncio en la actualidad. El ponente aseguraba ante un auditorio atento reunido en los salones de Santa María, en Castellón, que “la evangelización no es repetir fórmulas, sino algo más profundo: un encuentro que precisa empatía espiritual, es decir, saber conectar con la otra persona, que se sienta de modo cordial que me preocupa y me interesa”. Y remitía, a fin de cuentas, al testimonio personal con Cristo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.