Entradas

Se celebran unas jornadas de formación para el voluntariado de Spei Mater

El pasado fin de semana, la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar y de la Vida celebró un curso de capacitación de voluntarios para llevar a cabo el programa Spei Mater en la Diócesis, de manos de su presidenta nacional, María José Mansilla, en los salones de la Concatedral Santa María de Castellón.

Spei Mater es una asociación pública de fieles, presente en 40 diócesis de toda España, y que tiene por objetivo la protección de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, y que desarrolla el programa a través de tres proyectos.

El “Proyecto Ángel” para acompañar a madres que se encuentran en situación de dificultad, corriendo el riesgo de someterse a un aborto provocado; el “Proyecto Raquel”  para acompañar a mujeres que han abortado y a todo aquel que haya podido participar, directa o indirectamente, en un aborto; y el “Proyecto Parroquias para la Vida”, para la promoción en las parroquias de grupos por la vida.

Para todo ello es fundamental la labor y el acompañamiento de los voluntarios, quienes necesitan antes una formación concreta y unas claves básicas para poder llevar a cabo su misión. En este caso, han sido una veintena de voluntarios los que han participado en las jornadas de formación, quienes se formarán a lo largo de todo el año, aunque todo aquel que esté interesado puede ponerse en contacto enviando un email a la dirección pastoralfamiliar@obsegorbecastellon.org.

La subcomisión para la Familia y Defensa de la Vida presenta el documento “Sembradores de la esperanza”

La subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida presentó el pasado miércoles 4 de diciembre el documento “Sembradores de esperanza: Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida”. Este texto, que fue aprobado en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española que tuvo lugar en noviembre de 2019, pretende iluminar la tarea de los profesionales de la salud y enfocar el servicio médico en la dignidad de la persona.

La intención del mencionado documento es “ayudar con sencillez a buscar el sentido del sufrimiento, acompañar y reconfortar al enfermo en la etapa última de su vida terrenal, llenar de esperanza el momento de la muerte, acoger y sostener a su familia y seres queridos e iluminar la tarea de los profesionales de la salud”. Asimismo, se plantean cuestiones como la eutanasia, la muerte digna, la medicina paliativa, el cuidado de los enfermos o la obstinación terapéutica.

El obispo de Bilbao y presidente de la mencionada subcomisión, monseñor Iceta, afirmó durante la presentación que “la relación entre el enfermo y los profesionales de la salud, se fundamenta en la confianza”.

Puedes leer el documento completo pinchando AQUÍ.