El arciprestazgo de Albocácer atiende los presos más pobres

Las 13 parroquias del Arciprestazgo de Albocácer colaboran en recaudar cada mes 5 euros para cada uno del centenar de presos más pobres que están en el centro penitenciario de Castellón II. La iniciativa salió a propuesta del arcipreste y capellán de la cárcel, D. Jordi Mas, y tiende un puente más con la población privada de libertad dentro de las numerosas actividades de la Pastoral Penitenciaria en la comarca.

Más de un centenar de reclusos de los 1.200 que cumplen condena en el penal que se abrió hace ocho años, no reciben ningún ingreso. La precariedad material se suma a la falta de libertad y las condiciones particulares que los han llevado a esta situación. Ante esta circunstancia las comunidades católicas del arciprestazgo se comprometieron desde mayo en la iniciativa conjunta.

Jordi Mas admite que los cinco euros son poco más que un gesto simbólico que a penas permiten tomar un café, comprar tabaco o tener una tarjeta de teléfono para hablar con la familia. Sin embargo para los beneficiarios permite un alivio que agradecen mucho. En octubre se ayudó a 110 internos, y este mes de noviembre 94.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.