Celebración de la Virgen de la Merced en las prisiones de la Diócesis

Hoy, 24 de septiembre, es la fiesta de Ntra. Sra. de la Merced, patrona de las Instituciones Penitenciarias, Madre de los cautivos y Reina de la Misericordia, por lo que hoy es un día importante para todos los presos, como los de los centros penitenciarios de Castellón I y Castellón II (Albocàsser).

Ayer, 23 de septiembre, los dos módulos de mujeres de Castellón I pudieron asistir a la Eucaristía presidida por el padre mercedario Florencio Roselló, ya que son módulos reducidos, para después participar en un pequeño ágape. Por la tarde se celebraron dos misas más en distintos módulos, a las que se añaden otras dos que se celebrarán hoy. En total serán 6 eucaristías en el centro penitenciario de Castellón I. A estos reclusos se les regalará una bolsa de bombones.

Sonia Barreda, subdelegada diocesana de Pastoral Penitenciaria, ha explicado que “en esta ocasión, debido a la pandemia, no habrá una celebración institucional en ninguno de los centros, ni será posible realizar ninguna otra actividad, tal y como se ha hecho en otras ocasiones, y tampoco vamos a poder asistir  los voluntarios de la pastoral”. Por otra parte, en el salón de actos de Castellón II (Albocàsser) se celebrará hoy una Misa, que presidirá el capellán, Jordi Mas, para todos aquellos internos que deseen asistir.

En su carta del pasado domingo, nuestro Obispo, D. Casimiro López Llorente, ya explicó que «este año, debido a la pandemia de la Covid-19, no me podré acercar a una de las prisiones para celebrar la santa Misa y compartir un tiempo con los internos, capellanes, voluntarios y funcionarios».

En ella nos indicaba que «la Iglesia y los cristianos no podemos vivir de espaldas a la realidad de las prisiones ni podemos mirar con desprecio o indiferencia a los encarcelados; son, probablemente, los más pobres de la sociedad. A la luz de la Palabra de Dios, hemos de verlos con los ojos de Dios y con los sentimientos del corazón de Cristo».

También se dirigió personalmente a los presos, «queridos internos: Dios os ama y nunca os abandona. Esta es la fuente para vuestro cambio y el manantial de vuestra paz en la prisión. Se puede carecer de libertad física, pero vivir con paz, si en nuestro corazón está el Señor».

 ¿Sabes por qué la Virgen de la Merced es la patrona de las prisiones?

La noche del 1 al 2 de agosto de 1218 la Virgen de la Merced se aparece a San Pedro Nolasco, para que funde la Orden de la Merced dedicada a la redención de cautivos. Estos estaban presos en tierra musulmana debido a su fe católica.

La palabra Merced significa misericordia, beneficio, regalo, favor gratuito, generosidad, solidaridad…, para las personas cautivas y oprimidas. Es lo que pretende ser la Virgen de la Merced para los presos y sus familias. Cada 24 de septiembre se celebra en todas las cárceles su fiesta, su recuerdo y su memoria. Merced significa tener un corazón con el pobre, con el necesitado, con el cautivo de hoy. María en este contexto nos lleva a tener una mirada al Evangelio, a descubrir a Cristo en el rostro de cada hermano encarcelado.

La Virgen siempre ha estado cerca de los cautivos y cuando desaparece la esclavitud está cerca de los presos. La Merced surge porque la Virgen quiere que estemos cerca de los privados de libertad. La Merced pasa de liberar cautivos a visitar, acompañar y ayudar a los presos. Por eso es declarada Patrona de las prisiones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.