La Mesa Diocesana por la Enseñanza defiende a la Consolación de Benicarló

La Mesa Diocesana por la Enseñanza ha acordado esta mañana apoyar al Colegio de la Consolación de Benicarló para reclamar que se mantenga la unidad de infantil eliminada por la Conselleria de Educación. El centro concertado ha recurrido la decisión, está recogiendo firmas en la plataforma change.org y espera que, como se consiguió con El Bisbe Pont de Vila-real la semana pasada, se pueda salvar la situación. La concentración está convocada para el sábado 14 de mayo a las 12h en la Plaza del Ayuntamiento de la población.

 

Con este gesto, la Mesa Diocesana por la Enseñanza pretende seguir defendiendo la libertad de elección de centro por parte de los padres que, en la actual campaña de matriculación, se está viendo “conculcada por la falta de transparencia y las medidas arbitrarias de la Consellería”, en palabras del Delegado Diocesano, Mauro Soliva.

 

El domingo 22 de mayo habrá una nueva concentración en la Plaza de la Virgen de Valencia con el lema “Un concierto por los conciertos” y promovida por las Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana y la Fundación de Colegios Diocesanos San Vicente Mártir, a la que igualmente se anima que padres, alumnos, profesores y personal de los colegios concertados presentes en la diócesis participen.

 

Esta ha sido la primera reunión de trabajo de la Mesa que se presentó la semana pasada y en la que participan directores de centros concertados católicos, asociaciones de padres, los sindicatos mayoritarios de la concertada, el delegado de Enseñanza de la diócesis y el vicario episcopal de Pastoral, D. Javier Aparici.

Se clausuran las celebraciones por el 50 aniversario del Seminario Mater Dei

 

Esta mañana la diócesis ha celebrado el 50 aniversario del Seminario Mater Dei. Tras los numerosos actos que se han ido sucediendo durante todo este curso en toda la diócesis, hoy se ha puesto punto final a los festejos con la eucaristía, que ha tenido lugar a las 11h. en la capilla del Seminario y que ha estado presidida por Mons. Casimiro López y concelebrada por unos 40 sacerdotes. También han participado unas 150 personas.Mater Dei 3

En su homilía, el obispo ha confesado que este 50 aniversario es, por un lado, motivo de “gozo, de alegría por los frutos y el trabajo para que la llama de la llamada no se apague”, y por otro lado, motivo también de “preocupación por la distancia del seminario de las comunidades cristianas y la escasez de vocaciones. Que el corazón de la diócesis, que es el seminario, no deje de latir”, ha insistido el obispo. “El seminario no es sólo cosa del obispo o de los rectores, es cosa de todos. Aquí se forman los futuros pastores de la diócesis y la diócesis dejaría de existir si no hay sacerdotes”. Ante esta gran preocupación, mons. López Llorente ha pedido intensificar el cariño y la cercanía al Seminario, y seguir rezando por los sacerdotes con confianza.

El prelado ha dado a gracias a Dios por los 140 sacerdotes que se han formado en el Mater Dei y no se ha olvidado de rectores, formadores y profesores que han formado parte de este seminario y han puesto en él “su empeño y su cariño”. Mención especial  ha hecho mons. Casimiro López a su predecesor, mons. José Pont i Gol, quien erigió canónicamente el Seminario en 1966 tras la nueva conformación de la diócesis: “él sabía que aquí estaba la esperanza y el futuro de la diócesis”, ha reconocido López Llorente.Mater Dei 2

Tras la celebración eucarística, se ha presentado el libro “Apuntes para la historia del seminario Mater Dei”, del sacerdote don Pere Saborit Badenes y el arquitecto Ángel Albert Esteve.

Colabora económicamente con tu Iglesia

Queridos diocesanos:

Antes de ascender a los cielos, Jesús encomendó a sus discípulos la misión de ir al mundo entero y anunciar el Evangelio a toda creatura. La evangelización descansa en último término en Dios, que la sostiene por la fuerza del Espíritu Santo; pero Jesús la ha puesto en manos de todos sus discípulos, de la comunidad de la Iglesia, que formamos todos los cristianos. La misión corresponde, pues, a todos los bautizados y pide la colaboración activa y responsable de todos. Esta colaboración va desde la vivencia personal y coherente de la propia fe, pasa por la implicación personal en la vida y en las tareas de la Iglesia y pide también nuestra colaboración económica.

Es obvio que nuestra Iglesia necesita de medios humanos y materiales, así como de recursos económicos para poder llevar a cabo su misión. Sin estos medios no se puede llevar a cabo el anuncio del Evangelio, la atención a todo el que se le acerca, la catequesis, la formación de cristianos adultos, la remuneración de los sacerdotes y otras personas al servicio de la Iglesia, el culto, la atención de las parroquias, de los enfermos, pobres y necesitados –aquí y en países más pobres-, la conservación del patrimonio y templos, la evangelización en tierras misión o la ayuda al Tercer Mundo. Muchas son las necesidades, pero pocos los recursos económicos de que disponemos.

En mi visita pastoral, por ejemplo, rara es la parroquia que no me ha planteado sus necesidades económicas; en muchos casos, me habéis pedido ayuda para arreglar vuestras iglesias o para otras tareas. Siempre quedan peticiones que no puedo atender. Sabéis bien, porque así os lo he explicado, que nuestros medios económicos son escasos. Sólo con la implicación generosa de todos los fieles, la intercomunicación de bienes, la austeridad y el reparto equitativo es posible atender en algo a las necesidades de todos. Siempre ha sido así; desde la primera comunidad cristiana hasta nuestros días, la Iglesia se ha financiado fundamentalmente de la generosidad de sus fieles y de la intercomunicación de bienes entre las comunidades eclesiales.

En este momento, la financiación de la nuestra Iglesia diocesana se consigue gracias al Fondo Común Interdiocesano y a las aportaciones directas y voluntarias de los fieles en colectas, donativos y herencias. Desde el Fondo Común Interdiocesano se reparte solidariamente entre las Diócesis el dinero de la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta; en nuestro caso supone casi el 70% de los ingresos anuales de la Diócesis, que es bastante más de lo que se recauda entre nosotros por la asignación tributaria. Es decir: recibimos del fondo común bastante  más de lo que aportamos; ello se debe gracias a la solidaridad de otras diócesis, incluso más pobres que la nuestra.

Esto nos debería hacer pensar. Por ello apelo una vez más a vuestra responsabilidad.  Estamos en  el periodo de la Declaración de la Renta: una forma sencilla, pero necesaria, de colaborar y de cumplir con nuestra responsabilidad y nuestro deber de ayudar a la Iglesia en sus necesidades, es poner la X en el impreso de la Declaración de la Renta en la casilla correspondiente a la Iglesia católica. No cuesta nada hacerlo. Al poner la X no se paga más. También hay que poner la X si sale a devolver, porque tampoco nos van a devolver menos. Nos hemos de preocupar personalmente de poner la X y animar a otros a hacerlo. Debemos revisar el borrador que recibamos; si la opción del borrador no coincide con nuestro deseo, podemos cambiarla por internet, por teléfono o en la oficina de la Agencia Tributaria.

Nos urge además recuperar el sentido de la gratuidad para valorar y agradecer los bienes recibidos de Dios por medio de nuestra Iglesia. Es preciso sentir a nuestra Iglesia como nuestra familia, que la necesitamos y queremos vivir comprometidos con su vida y su misión para que el Evangelio llegue a todos, en especial a los más pobres. Ello despertará también nuestra generosidad para ayudar a nuestra Iglesia en sus necesidades espirituales y también en las económicas, siendo generosos en las colectas, legados y herencias, así como con las suscripciones periódicas. .

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López  Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Se pone en marcha la Mesa Diocesana por la Enseñanza

Esta mañana se ha puesto en marcha la mesa diocesana por la enseñanza. En la reunión han estado presentes los directores de la escuela concertada católica, asociaciones de padres, los sindicatos mayoritarios de la concertada, el delegado de Enseñanza de la diócesis, el vicario episcopal de Pastoral y el Obispo, Mons. Casimiro López. Los presentes han designado como miembros de la mesa de trabajo a tres directores de centro, a los que se unirán la CONCAPA representando a los padres, los sindicatos, el delegado de Enseñanza y el vicario de Pastoral. Además, se invitará a participar, cuando el tema lo requiera, a asesores técnicos (jurístas, pedagogos, expertos en comunicación, etc).

Los diferentes entes han analizado cómo están afectando los cambios de Consellería a cada uno de los centros y como esto está menoscabando la libertad de los padres a decidir la educación de sus hijos, la libertad de enseñanza y creación de centros. Y han manifestación su desacuerdo ante los recortes sufridos, por ejemplo en aulas de atención a la diversidad pedagógica, así como el rechazo a la eliminación de unidades que planteaba el arreglo escolar y frente a las que se han interpuesto las correspondientes alegaciones.

En vistas a la publicación en las próximas horas de la resolución de las alegaciones presentadas contra el arreglo escolar, se ha convocado para el próximo martes, día 10, la primera mesa de trabajo para analizar cómo queda definitivamente la oferta educativa y las consecuencias en los derechos de los padres a la hora de elegir con libertad el centro donde estudiarán sus hijos.

También se ha animado a padres, alumnos, profesores y personal de los colegios concertados presentes en la diócesis a sumarse a la concentración en defensa de la libertad de enseñanza, que el domingo 22 de mayo se realizará en la Plaza de la Virgen de Valencia, bajo el lema “Un concierto por los conciertos”, promovida por las Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana y la Fundación de Colegios Diocesanos San Vicente Mártir de Valencia.

Además del carácter reivindicativo, la mesa tiene entre sus objetivos elaborar un Plan de Sensibilización sobre la Educación Católica que ponga en valor todo lo positivo que ésta aporta al conjunto de la sociedad.

 

El Obispo pide acompañar a los sacerdotes en el día de su fiesta

El próxima 10 de mayo la Iglesia conmemora a san Juan de Ávila, patrón de los sacerdotes. Por eso esa misma mañana, la diócesis celebrará esta fiesta con una misa en la Concatedral de Santa María a las 11h, presidida por Mons. Casimiro López y concelebrada por multitud de presbíteros.

El Obispo anima a todo el mundo a participar y a acompañar a los sacerdotes en la celebración: “Os pido a todos que hagáis un esfuerzo y os unáis a esta celebración de toda nuestra  Iglesia diocesana y, en especial, de nuestro presbiterio diocesano. Nuestro Patrono, nuestros sacerdotes jubilares y la necesidad de fortalecer la alegría y la fraternidad sacerdotal bien se merecen nuestra presencia”.  El prelado explica que “en esta Eucaristía daremos gracias a Dios por el gran regalo de nuestro Santo Patrono y Doctor de la Iglesia Universal, S. Juan de Ávila, por el don del sacerdocio ordenado y por los años de servicio fiel y entregado a Dios en su Iglesia de todos y cada uno de los sacerdotes que celebran sus bodas de platino, oro y plata”.

Este año celebran sus bodas de platino: D. Vicente Bengoechea Meyer, D. Félix Gómez Muñoz y D. Ernesto Montoliu Moliner; sus bodas de oro: D. José-Luis García Suller, D. Joan Llidó Herrero, D. José Pallarés Alcón, D. Pedro Saborit Badenes, D. Ramón Seguer Allepuz, D. José Burgos Casares y D. Antonio Esteban Esteban; y sus bodas de plata: D. Miguel Abril Agost, D. Jordi Mas Pastor, D. José Navarro García, D. Albert Ventura Rius yD. Juan-Alfonso Martínez Pérez (Prelatura Opus Dei’)).

Después de la misa, a las 12:30h. tendrá lugar una conferencia para sacerdotes, diáconos y seminaristas en los Salones de Santa María sobre “El sacramento de la reconciliación en el ministerio sacerdotal” a cargo del Ilmo. Rvdo. D. José Luis Úbeda Sierras, Vicario General de la Diócesis de Orihuela-Alicante. Al concluir la conferencia los presbíteros comerán juntos en Seminario Diocesano Mater Dei donde también se homenajeará a los sacerdotes jubilares.

Fiesta de San Juan de Ávila

 Amados todos en el Señor:

Próxima la Fiesta de San Juan de Ávila, Patrono del clero secular español, os anuncio que este año la celebraremos el próximo día 10 de Mayo en la S.I. Concatedral de Santa María en Castellón de la Plana.

La Jornada comenzará con la Santa Misa a las 11:00 de la mañana en la S.I. Concatedral en honor de nuestro Santo Patrono, a la que está invitado todo el Pueblo de Dios. Y sería bueno hacerlo saber e invitar y animar a la participación, en las parroquias y otras comunidades eclesiales, en las asociaciones y movimientos. En esta Eucaristía daremos gracias a Dios por el gran regalo de nuestro Santo Patrono y Doctor de la Iglesia Universal, S. Juan de Ávila, por el don del sacerdocio ordenado y por los años de servicio fiel y entregado a Dios en su Iglesia de todos y cada uno de los sacerdotes que celebran sus bodas de platino, oro y plata. Este año celebran sus bodas de platino: D. Vicente Bengoechea Meyer, D. Félix Gómez Muñoz y D. Ernesto Montoliu Moliner; sus bodas de oro: D. José-Luis García Suller, D. Joan Llidó Herrero, D. José Pallarés Alcón, D. Pedro Saborit Badenes, D. Ramón Seguer Allepuz, D. José Burgos Casares y D. Antonio Esteban Esteban; y sus bodas de plata: D. Miguel Abril Agost, D. Jordi Mas Pastor, D. José Navarro García, D. Albert Ventura Rius yD. Juan-Alfonso Martínez Pérez (Prelatura Opus Dei’)). A todos ellos les damos gracias y les deseamos muchísimas felicidades. ¡Ad multos annos!

A continuación, a las 12:30 horas en los Salones de Santa María, tendrá lugar una conferencia sobre “El sacramento de la reconciliación en el ministerio sacerdotal” a cargo del Ilmo. Rvdo. D. José Luis Úbeda Sierras, Vicario General de la Diócesis de Orihuela-Alicante. La conferencia está pensada para sacerdotes, diáconos y seminaristas.

Después de la conferencia nos desplazaremos al Seminario Diocesano Mater Dei para la comida fraterna y homenaje a los sacerdotes jubilares, a las 14:00 horas,  a la que estáis invitados todos los sacerdotes, diáconos y seminaristas.

Os pido a todos que hagáis un esfuerzo y os unáis a esta celebración de toda nuestra  Iglesia diocesana y, en especial, de nuestro presbiterio diocesano. Nuestro Patrono, nuestros sacerdotes jubilares y la necesidad de fortalecer la alegría y la fraternidad sacerdotal bien se merecen nuestra presencia. Los sacerdotes y diáconos no olvidéis de traer alba y estola blanca para la Santa Misa. Gracias a todos por vuestra presencia. A los que no podáis, os ruego vuestra unión espiritual y vuestra oración.

Os saluda y bendice, vuestro Obispo,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Un millar de castellonenses celebran los 92 años de la coronación de la Mare de Déu del Lledó

Más de mil personas han festejado esta mañana en la Concatedral de Santa María el 92 aniversario de la coronación de la Virgen del Lledó. En el acto, presidido por Mons. Casimiro López, también han participado los vicarios episcopales, el cabildo de la Concatedral, el prior de la Basílica del Lledó y otros sacerdotes que han querido estar presentes.

DSC07414

 

El Obispo ha querido fijarse en la virtud de la Virgen como Madre de la Misericordia: “Ella nos lleva a Jesús, nos acompaña y nos cuida a cada uno de nosotros, nos invita a experimentar la misericordia de Dios, su ternura, su perdón”. En este sentido el Mons. Casimiro López ha animado a ser “misericordiosos como el Padre, que como devotos de la Mare de Déu del Lledó eso es lo mejor que podemos dar a la sociedad”.

Además, con motivo de este Año Jubilar de la Misericordia que celebra toda la Iglesia universal, el prelado ha invitado a todos los presentes a ganar la indulgencia plenaria.

Unos 20 adolescentes participan en el curso afectivo sexual “Aprendamos a amar”

La Delegación de Familia y Vida junto con la fundación Desarrollo y Persona han puesto en marcha el taller de educación afectivo sexual “Aprendemos a amar” para niños de entre 12 y 14 años.

Este curso de dos sesiones impartido por María Luísa Olmos ha proporcionado a técnicas a los jóvenes para conocerse mejor, descubrir la sexualidad como dimensión positiva de la persona y ser conscientes de las propias necesidades de afecto y de la conveniencia de establecer relaciones interpersonales basadas en una madurez afectiva. Durante estas sesiones también se han trabajado las nuevas emociones y sentimientos que surgen durante la pubertad y favorecer el diálogo padres-hijos como pilar fundamental.

El propio Papa Francisco dice “Sí a la educación sexual”, en uno de los apartados de su Exhortación Apostólica sobre la Familia, “La alegría del amor” (Amoris Laetitia) (AL, 280). Los niños y los adolescentes, conforme avanza la edad, y teniendo en cuenta su progreso psicológico, hay que informarles sobre la sexualidad de las personas, la cual es una “educación para el amor, para la donación mutua”. De este modo el lenguaje de la sexualidad no se ve empobrecido, sino iluminado”.

Lo importante en la educación sexual es “enseñarles un camino en torno a las diversas expresiones del amor, al cuidado mutuo, a la ternura respetuosa, a la comunicación rica de sentido. Porque todo eso prepara para un don de sí íntegro y generoso” que desembocará en el compromiso de entrega total de los cuerpos en el matrimonio

La Misericordia imprenga la fiesta del Lledó

Las fiestas de la Virgen del Lledó de este año han tomado una tonalidad acorde con el Jubileo de la Misericordia. Ya en la oración colecta de la misa pontifical, domingo pasado, Mons. Casimiro López Llorente subrayó junto a “Mare de Déu del Lledó” la advocación “Madre de Misericordia”. Durante la homilía calificó a María como “profetisa de la misericordia”, y exhortó a los fieles que llenaban la basílica a experimentar y ser testigos de esa misericordia divina.

El Obispo tuvo un recuerdo particular hacia las situaciones que en el mundo no dejan indiferente al que ha experimentado la misericordia de Dios: desde los enfrentamientos, hasta el drama de los refugiados y pueblos empobrecidos, pasando por los choques ideológicos: “La ideología no puede ser para aniquilar al contrario sino para construir juntos una sociedad mejor”. Leer más