El Grupo de Misiones de San Vicente de Castellón organiza un mercadillo solidario el primer domingo de Adviento

La parroquia de San Vicente de Castellón comienza el tiempo de Adviento con un compromiso muy concreto: colaborar con el centro para niñas con discapacidades “Rosario de Soano” y el Centro de Rehabilitación “Fray Luis Amigó”. Ambas iniciativas son obra de las terciarias capuchinas en Morogoro, Tanzania. Con este objetivo, este domingo 1 de diciembre, organizan un mercadillo solidario en la plaza Violant d’Hongria desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la tarde.

Muchos fieles han aportado objetos para vender en el mercadillo. Hasta el domingo, los voluntarios han realizado un trabajo de selección y clasificación.

Juan Manuel Enrich, párroco de San Vicente, explica que mucha gente se ha volcado con el proyecto aportando objetos de segunda mano que se revenderán a precios económicos. Además del equipo estable de seis personas que configuran el Grupo de Misiones, el domingo se implicarán numerosos voluntarios y realidades parroquiales, como la agrupación scout.

Continuidad en la acción

Este nuevo proyecto del Grupo de Misiones toma el relevo del realizado durante tres años en Mozambique, con una guardería y colegios de las Hermanas de la Consolación. Para el compromiso actual, un grupo de fieles visitaron los dos centros en Tanzania en verano para conocer de primera mano la labor de las Terciarias Capuchinas. Ésta consiste en ayudar a niños y adultos con problemas de movilidad, y fabricar prótesis ortopédicas. Al año atienden a más de 7.200 pacientes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.