Entradas

El Obispo, D. Casimiro, preside en la Catedral de Segorbe el funeral por los sacerdotes y fieles fallecidos durante este tiempo de pandemia

“Nada ni nadie, ni tan siquiera la muerte, nos podrá separar del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús”

 

Esta mañana, la S. I. Catedral de Segorbe ha acogido el emotivo funeral por los dos sacerdotes diocesanos fallecidos durante este tiempo de pandemia, D. José Blasco Aguilar y D. Roque Herrero Marzo. Misa funeral que ha presidido nuestro Obispo, D. Casimiro López Llorente, acompañado de una veintena de sacerdotes, y que también se ha aplicado por todos los fieles fallecidos.

Han asistido varios familiares, que no pudieron participar en el funeral general celebrado el pasado 27 de junio en la Concatedral de Santa María de Castellón, y han estado acompañados por un gran número de fieles, dentro del aforo permitido, así como de la alcaldesa del municipio, Mª Carmen Climent, y de varios miembros de la corporación.

Casimiro ha comenzando con las palabras de San Pablo, indicando que “nada ni nadie, ni tan siquiera la muerte `nos podrá separar de amor de Dios manifestado en Cristo Jesús´ (Rom. 8, 39), muerto y resucitado para que todo el que crea en Él tenga vida eterna”. “Como dice el Segundo Libro de los Macabeos – ha continuado – es justo, es piadoso, orar por nuestros difuntos, y esta mañana lo hacemos por los dos sacerdotes fallecidos durante este tiempo, D. José Blasco Aguilar y D. Roque Herrero Marzo, pero también por todos los fallecidos durante este tiempo de pandemia, especialmente por aquellos que han sufrido la muerte a causa del coronavirus”.

El Obispo ha recordado a los dos presbíteros, D. José, canónigo emérito del Cabildo Catedral de Segorbe, y D. Roque, párroco emérito de Benassal, ambos fallecidos con cuatro días de diferencia, el 18 de abril el primero, y el 22 de abril el segundo, “nuestra oración agradecida a Dios Padre por el don de estos sacerdotes, pero también para que el Señor les conceda la paz y la vida eterna, junto a aquellos que han fallecido durante este tiempo”.

A continuación se ha dirigido a los familiares de los fallecidos, “un saludo a los familiares presentes que han perdido a sus seres queridos en este tiempo tan duro que tanto nos ha hecho sufrir a todos, ¿quién no sufre con aquellos que están sufriendo?, queridos familiares, recibid nuestra condolencia como Iglesia diocesana, nuestra cercanía, nuestra comunión en el dolor y también nuestra oración común al Padre Dios para que os consuele y os fortalezca en la esperanza”.

Los últimos momentos de Jesús en la cruz son “momentos que están transidos por tres palabras: angustia, confianza y resurrección”. Según Marcos, “Jesús, antes de morir clama al Padre: `Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?´” (Mc. 15, 34). “La angustia ante la muerte, a Él también, al Hijo de Dios, le encoge el corazón – ha continuado – y Lucas nos dirá que inmediatamente exclamó: `Padre en tus manos encomiendo mi espíritu´” (Lc. 23, 46). Así, “de la angustia pasa a la confianza filial con el Padre, porque sabe que no le abandonará, y poco después expiró, el cielo se oscureció, la tierra retembló y el velo del templo se rasgó”.

“Estos momentos de angustia quién más quién menos los ha vivido durante este tiempo”, ha recordado el Obispo, “estábamos sorprendidos, angustiados ante la magnitud que iba tomando la pandemia, tantos muertos, tantos contagiados, los hospitales desbordados, los médicos no daban abasto, había falta de medios, estábamos acongojados también por la incertidumbre de cómo iba a evolucionar, y también con el temor, que no miedo, porque el cristiano no tiene que tener miedo, de si nos podía afectar también a nosotros”.

Ante esta dura situación debemos actuar “sabiendo que Dios nunca nos abandona, como no abandonó a su Hijo en la cruz, si no que acogió esa ofrenda filial por el perdón de los pecados y lo resucitó”. “Mirando a Cristo ha de aflorar en el corazón de cada uno de nosotros la confianza en el Dios que nunca nos abandona, porque Dios es amor, nada ni nadie nos podrá separar del amor Dios manifestado en Cristo”.

D. Casimiro ha encomendado “a nuestros sacerdotes difuntos y a todos los que han muerto en este tiempo, y están muriendo todavía víctimas de la pandemia, para que el Buen Pastos les acoja y lleve hasta el banquete celestial, a Él le pedimos por los familiares que están sufriendo, para que les conceda el don del consuelo”.

“A todos ellos los ponemos en manos de la Virgen de la Cueva Santa, nuestra Patrona, para que como buena madre que supo estar al pie de la cruz sufriendo con el Hijo, también acompañe y lleve a los fieles difuntos al encuentro con el Padre Dios, Padre de la misericordia”, ha terminado.

 

El Obispo, D. Casimiro, presidirá el sábado el funeral por los sacerdotes y por los fieles fallecidos durante este tiempo

Será el sábado, 4 de julio, a las 11:00h. en la S.I. Catedral de Segorbe

El Obispo, D. Casimiro López Llorente, presidirá el funeral por los dos sacerdotes diocesanos fallecidos durante este tiempo de pandemia, D. José Blasco Aguilar, canónigo emérito del Cabildo Catedral de Segorbe, y D. Roque Herrero Marzo, párroco emérito de Benasal.

Esta Misa funeral también se aplicará por todos los fieles fallecidos, y a la que están invitados los familiares que no pudieron participar en el funeral general, celebrado en la Concatedral de Santa María de Castellón el pasado sábado, 27 de junio.

Homilía en el funeral por los fallecidos en la pandemia

S.I. Concatedral de Sta. María de Castellón 27 de junio de 2020

********

(2 Mac 12, 43.46, Rom 8,31b-35,37-39; Salmo 22,1-6; Mc 15,33-39;16,1-6)

 

Hermanas y hermanos en el Señor!

 

  1. Os saludo a todos en el Señor resucitado. Un saludo muy especial para vosotros queridos familiares, esposos, esposas, hijos, padres y hermanos de todos fallecidos en nuestra diócesis a causa de la epidemia: recibid la condolencia más sincera de nuestra Iglesia de Segorbe-Castellón. Contad con nuestra cercanía y solidaridad, con la comunión con vuestro dolor y, sobre todo, con nuestra oración que mitigue vuestro sufrimiento y que alcance del Señor para vuestros seres queridos el descanso eterno. Saludo a los sacerdotes concelebrantes, de modo particular a los capellanes de los hospitales, y al diácono asistente. Mi saludo respetuoso y agradecido a las autoridades civiles, militares, policiales y sanitarias, a los representantes del personal médico y sanitario y de las residencias de ancianos.

Nada ni nadie, ni tan siquiera la muerte, “nos podrá separar del amor de Dios manifestado en Cristo” (Rom 8,39), muerto y resucitado para la vida del mundo. Con esta fe y confianza en el amor de Dios nos hemos reunido esta mañana como Iglesia diocesana para orar por los fallecidos a causa de la pandemia. Es una idea piadosa y santa rezar por nuestros hermanos difuntos (cf. 2 Mac  12, 44-45)

Leer más

Cercanía con las familias y esperanza en la vida eterna marcan el funeral diocesano por los fallecidos a causa del Covid-19

176 es el número oficial de fallecidos por la pandemia del coronavirus en la poblaciones de la Diócesis de Segorbe-Castellón. 176 son las familias que han perdido a un ser querido. Por todos ellos este sábado, 27 de junio, D. Casimiro López Llorente ha querido oficiar una Misa funeral en la Concatedral de Santa María: “Siguen viviendo en sus almas inmortales, y un día nos podremos reencontrar con ellos si sabemos acoger la vida de Dios ya en nuestra vida mortal. A partir de esta certeza, los encomendamos a la piedad infinita de Dios, seguros que nuestra plegaria por ellos es el mejor homenaje a su memoria“,  afirmaba el Obispo durante la homilía.

Leer más

La Hoja del 21 de junio

En La Hoja del 21 de junio:

  • Descansen en paz. Misa funeral por los fallecidos a causa del coronavirus
  • Carta de D. Casimiro López Llorente: Oración-funeral por los fallecidos a causa del Covid-19
  • Celebraciones del Corpus Christi
  • Semana de la Caridad
  • Entrevista-testimonio de Amparo Villoria, viuda de Ismael Romero fallecido por el coronavirus
  • El Papa de cerca: La Eucaristía nos sana

Puedes leerlo aquí.

Imagen Cartas 320x200

Oración-funeral por los fallecidos a causa del Covid-19

Queridos diocesanos:

Durante estos meses de pandemia estamos viviendo momentos muy amargos, llenos de dolor, de sufrimiento y de obscuridad. Hemos sufrido muy de cerca la muerte de familiares, amigos y conocidos. El número tan elevado de fallecidos nos ha hecho caer en la cuenta de que somos frágiles, vulnerables y mortales. La muerte de tantas personas ha sido como un mazazo muy fuerte para todos y, en especial, para sus familias. Y así lo ha vivido nuestra sociedad y nuestra Iglesia, y así lo estamos viviendo.

Creo que es un deber de caridad cristiana y de justicia orar por nuestros fallecidos y por sus familiares, que, en muchos casos, han quedado desolados. Lo hemos venido haciendo desde un primer momento. A los fallecidos y a sus familias nunca les ha faltado nuestra oración personal, la de las familias y la de las comunidades religiosas y parroquiales. Ahora que ha amainado la pandemia y las circunstancias lo permiten, queremos orar como Iglesia diocesana por todos los fallecidos a causa del Covid-19, junto con sus familiares tan necesitados de consuelo. Y lo haremos con la celebración de la Eucaristía, en la que actualizamos la Pascua de Jesucristo, su muerte y resurrección para la Vida del mundo, fuente de esperanza y de consuelo.

Leer más

El Obispo, D. Casimiro, presidirá un funeral por los fallecidos a causa del coronavirus y otro por los sacerdotes fallecidos durante este tiempo

  • El solemne funeral será el próximo 27 de junio en la Concatedral de Santa María de Castellón.
  • El funeral por los sacerdotes fallecidos durante este tiempo será el 4 de julio en la Catedral de Segorbe.
  • La jornada diocesana por los afectados de la pandemia el 26 de julio.

El Obispo de la diócesis de Segorbe-Castellón, D. Casimiro López Llorente, a través de una carta dirigida a todos los sacerdotes, ha comunicado que presidirá un solemne funeral por todos los diocesanos fallecidos a causa de la pandemia del coronavirus. Será el sábado 27 de junio en la S.I. Concatedral de Santa María de Castellón a las 11 horas.

Indica que «los familiares de estos fallecidos serán invitados de un modo especial y personal». El deseo del Obispo es «acompañarles con nuestra cercanía y oración en su duelo por la muerte de algún familiar, acrecentado en muchos casos, por las penosas circunstancias de su fallecimiento y de su entierro».

Además, D. Casimiro ha informado de que el domingo 26 de julio, fiesta de San Joaquín y Santa Ana, se celebrará en todas las parroquias e iglesias una jornada diocesana por los afectados de la pandemia, «para orar por el eterno descanso de todos los difuntos, por el consuelo y esperanza de sus familiares, y por la pronta recuperación de los contagiados por el virus».

Por otra parte, durante este tiempo han fallecido dos sacerdotes diocesanos, D. José Blasco Aguilar, canónigo emérito del Cabildo Catedral de Segorbe, y D. Roque Herrero Marzo, párroco emérito de Benasal. Por ellos también presidirá un funeral, el sábado 4 de julio a las 11 horas, en la S.I. Catedral de Segorbe. «Esta Misa funeral la aplicaremos también por los fallecidos a causa del Covid-19», y a la que también estarán invitados «los familiares que por una u otra razón no pudieran participar en el funeral general en la Concatedral».

El Obispo presidirá, el próximo 27 de junio, un funeral por los difuntos de la pandemia en la Concatedral de Santa María de Castellón

Como ya se había anunciado desde hace semanas, D. Casimiro López Llorente tenía la intención de celebrar una Misa funeral por los difuntos de la pandemia del coronavirus en la Diócesis. Con las condiciones sanitarias que ya hacen posible un acto como este, se ha fijado la fecha: será el sábado 27 de junio a las 11h en la Concatedral de Santa María, en Castellón. Paralelamente, Segorbe-Castellón secundará la iniciativa de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española (CEE) de organizar una Jornada por los afectados de la pandemia.

Leer más

La Diócesis y la ciudad de Castellón despiden al Padre Ricardo

La numerosa asistencia de fieles a la Concatedral de Santa María, la presencia de las autoridades municipales, de la Diputación y de la Generalitat, el número de sacerdotes concelebrantes, han puesto de manifiesto el reconocimiento que el padre Ricardo García se ha ganado durante sus 66 años de vida sacerdotal e incansable servicio a los más necesitados. Mons. Casimiro López Llorente reconocía en la homilía de la misa funeral, el sábado 23 de noviembre, que “nos seguirá interpelando como Iglesia Diocesana y como sacerdotes para que no olvidemos que estamos llamados a ser una Iglesia pobre al servicio de los pobres”.

Leer más

Miguel Aznar

Despedida del presbítero Miguel Aznar

El viernes primero de Cuaresma, a las cuatro de la tarde, numerosos sacerdotes y centenares de fieles han asistido a la misa funeral por el eterno descanso de Miguel Aznar, presbítero, que falleció la tarde del jueves 14 de marzo a los 78 años tras una larga enfermedad. Mons. Casimiro López Llorente, que presidió el acto religioso, comenzaba la homilía diciendo que “el Padre Dios lo ha llamado a su presencia. Terminaba así Miguel su cuaresma personal, su tiempo de preparación para vivir su pascual personal, su paso definitivo al encuentro con el Señor”.

Leer más