Jubileo de Enfermos en LLedó

Ciento cuarenta personas han recibido este viernes la unción de enfermos en la Basílica de la Virgen del Lledó con motivo del Jubileo de los Enfermos. Mons. Casimiro López Llorente ha afirmado que “cada vez que nos reunimos para una celebración del Jubileo, estamos invitados a contemplar, experimentar y dejarnos transformar por la Misericordia de Cristo”.

 

El acto ha comenzado con una procesión por el exterior de la Basílica, y al entrar por la puerta principal los participantes han venerado la Cruz. A este gesto vivido con “fe y devoción” se ha referido el Obispo en su homilía: “La Misericordia es el Nombre de Dios, manifestado en la historia de la salvación, en Jesucristo, y en la cruz de una forma suprema por excelencia; al venerarla sabemos que ahí tocábamos la Misericordia misma”.

La Campaña del Enfermo comenzó el 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, y se concluye este domingo, VI de Pascua. Su objetivos es implicar a los afectados por dolencias y a sus familias, así como a los profesionales de la salud, instituciones socio-sanitarias, toda la comunidad cristiana y la sociedad en general.

 

En su mensaje, el Papa Francisco afirma que “aunque el encuentro con el sufrimiento será siempre un misterio, Jesús nos ayudará a revelar su sentido”, ya que si por un lado “la fe es puesta a prueba, al mismo tiempo revela toda su potencialidad positiva”. Es así que si lo primero que se pide para los seres queridos es la salud física, “el amor animado por la fe hace que pidamos para ellos algo más grande: una paz, una serenidad de la vida que parte del corazón y que es don de Dios, fruto del Espíritu Santo que el Padre no niega nunca a los que le piden con confianza”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *