Misa Sagrada Familia

La celebración diocesana de la Sagrada Familia impulsa a difundir la buena noticia de la familia cristiana

Numerosas familias, con niños de todas las edades, participaron el domingo de la Sagrada Familia en la Eucaristía organizada por la Delegación de Familia y Vida y presidida por el Obispo en la parroquia de San Francisco de Castellón. Mons. Casimiro López Llorente concluía la celebración diocesana haciendo pública su oración a la Familia de Nazaret: “Que toque el corazón de nuestra Iglesia diocesana para que despertemos y anunciemos con la vida y la palabra la Buena Noticia de la familia. Es la mejor aportación que podemos hacer a nuestra Iglesia y a nuestra sociedad”.

El Obispo se dirigía a parroquias y sus pastores, así como a los numerosos movimientos que trabajan en el ámbito de la pastoral familiar. Ya durante la homilía había recordado que ante la dificultad de transmitir la fe a las nuevas generaciones, es necesario que las familias estén en el centro porque “sin ellas no podemos hacer comunidad cristiana ni transmitir la fe a los niños”, reconocía.

Finalmente, ofreció tres criterios básicos: el amor que se mantiene más allá de las dificultades, la educación como compromiso de los padres, en particular ante la actual legislación contraria a la antropología cristiana, y la misión “a través de la palabra y el testimonio de vida en la Iglesia y en el mundo”. Durante la Eucaristía los matrimonios presentes pudieron renovar sus promesas esponsales. El encuentro se concluyó con un tiempo fraterno. La intención de la Delegación de Familia y Vida es que cada año una parroquia diferente acoja esta celebración.

Mons. López Llorente dijo que la Sagrada Familia había “vivido la aventura humana de una familia que tenía a Dios en el centro”, y que así se convirtió en una “escuela de amor, acogida, responsabilidad, diálogo, comprensión mutua y oración”. Igualmente, si las familias actuales abren su corazón a Dios poniéndolo en el centro, no será en detrimento de ellas, sino que dará un “amor más fuerte entre esposos, con los hijos y hacia todos”, aseguraba. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.