Entradas

Imagen Cartas 320x200

El Sacramento de la Misericordia

Queridos diocesanos:

Durante la Cuaresma, la Palabra de Dios nos exhorta a la conversión de mente, de corazón y de vida a Dios. Jesús nos dice: “Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc 1,15). Es el camino para prepararnos debidamente a la celebración del misterio de la pasión, muerte y resurrección de Cristo; éste es el camino hacia la Pascua del Señor.

El misterio de la redención de Cristo en la Cruz nos muestra que el amor de Dios es más fuerte que nuestro pecado. Quien conoce, contempla y experimenta la grandeza y profundidad del amor de Cristo, siente profundo dolor por la propia infidelidad al amor de Dios y la urgencia de conformarse cada vez más con el amor de Cristo.

Leer más

El Obispo clausura el Año Santo de la Misericordia en la prisión de Castellón

El pasado domingo, 20 de noviembre, nuestro Obispo, don Casimiro López Llorente, junto con un grupo de voluntarios de Castellón, tuvieron una cita importante con los presos del Centro Penitenciario de Castellón I. El motivo del encuentro fue la clausura de la Puerta Santa, que fue abierta hace justo un año, coincidiendo con la apertura del Año Santo de la Misericordia.

En este gesto tan especial del Obispo con los presos, que coincide con el del Papa Francisco, que hace unas semanas tuvo también un encuentro con los reclusos, se pudo ver el cariño, la dedicación y el interés que el señor Obispo tiene con estas personas.

Leer más

Carta del Papa al final de Jubileo de la Misericordia

Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía encontrar una expresión más bella y coherente que esta para hacer comprender el misterio del amor de Dios cuando viene al encuentro del pecador: «Quedaron sólo ellos dos: la miserable y la misericordia»[1]. Cuánta piedad y justicia divina hay en este episodio. Su enseñanza viene a iluminar la conclusión del Jubileo Extraordinario de la Misericordia e indica, además, el camino que estamos llamados a seguir en el futuro.

  1. Esta página del Evangelio puede ser asumida, con todo derecho, como imagen de lo que hemos celebrado en el Año Santo, un tiempo rico de misericordia, que pide ser siemprecelebradavivida en nuestras comunidades. En efecto, la misericordia no puede ser un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino que constituye su misma existencia, que manifiesta y hace tangible la verdad profunda del Evangelio. Todo se revela en la misericordia; todo se resuelve en el amor misericordioso del Padre.

Leer más

El Jubileo se clausura con una celebración de acción de gracias

La Catedral se ha llenado de fieles para la clausura diocesana del Jubileo de la Misericordia. La eucaristía ha sido una gozosa acción de gracias en la que Mons. Casimiro López Llorente explicitó muchos motivos para ello. A partir de ahora, el Obispo anima a insistir en lo mismo que durante el Año Santo para que la Iglesia Diocesana sea “una comunidad que anuncia a Cristo, rostro de la Misericordia, a todos”.

Mons. López Llorente comenzó la homilía agradeciendo a Dios “su gracia por la cercanía, perdón, sanación… ya que todo aquel que ha querido abrir su corazón, aunque sea un poco, ha podido sentir que Dios le ama y que nunca le abandona”. También ha dado las gracias al Papa Francisco por esta iniciativa, así como a todas las personas que se han implicado en la organización de los diversos actos a nivel diocesano o en las parroquias. Gracias a esta dedicación por lo menos 6.000 personas han participado en las distintas celebraciones.

Leer más

Clausura Diocesana del Jubileo de la Misericordia

HOMILÍA EN LA CLAUSURA DIOCESANA DEL JUBILEO DE LA MISERICORDIA

Segorbe, S.I. Catedral-Basílica, 12.11.2016

*****

(Mal  3,19-20; Salmo 97; 2 Tes 3, 7-12; Luc 21, 5-19).

 

¡Hermanas y hermanos muy amados todos en el Señor!

 

  1. Hace justo once meses celebrábamos en esta S.I. Catedral-Basílica la apertura diocesana del Año santo extraordinario de la Misericordia. Esta mañana, el Señor nos convoca para su clausura en la víspera del XXXII Domingo del tiempo Ordinario, en el que las lecturas nos recuerdan nuestra condición de peregrinos al encuentro del Señor, cuando Él venga al final de los tiempos.

Leer más

El Año de la Misericordia toca su fin

Queridos diocesanos:

El Año Santo de la Misericordia va tocando a su fin. El Papa Francisco cerrará la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro en el Vaticano el día 20 de este mes, Fiesta de Jesucristo, Rey del Universo; y así quedará clausurado el Jubileo Extraordinario de la Misericordia. En este momento recordamos al Papa con afecto y  reconocimiento por este gran don para la Iglesia y para el mundo que ha supuesto este Año Santo.

Nuestra Iglesia diocesana lo ha vivido de manera muy intensa. Aún están vivas en nuestra memoria y en nuestro corazón las hermosas celebraciones del Jubileo en la Catedral de Segorbe por zonas, la de los sacerdotes en la Misa Crismal, o la de los catequistas y profesores de religión; también recordamos con alegría la multitudinaria celebración del Jubileo de los niños en el Seminario Mater Dei, o la más íntima de los enfermos y mayores en la Basílica de Lledó, y, de modo especial, las celebraciones en las cárceles de Castellón y Albocasser, por citar sólo algunas de las muchas celebraciones en nuestra Diócesis. No menos intensas han sido las celebraciones más locales del Jubileo en la Basílica de El Salvador de Burriana, en Sta. Isabel y en San Jaime en Villarreal, en San Juan de Peñagolosa con motivo de la peregrinación de Culla.

Es la hora para la acción de gracias: Gracias damos, sobre todo, a Dios por tantos dones recibidos a lo largo del Jubileo. Ha sido un tiempo en el que hemos podido ver y experimentar, casi palpar en muchos casos, la misericordia infinita de Dios en muchas personas, que se han sentido la cercanía, el consuelo, la compasión, el perdón y la sanación de Dios; todo aquel que ha abierto su corazón al amor misericordioso de Dios, que se ha dejado conmover por la mirada misericordiosa de Dios en su Hijo Jesus, su misericordia encarnada, ha experimentado que Dios le ama personalmente y nunca le abandona. A través de las personas ha quedado agraciada y fortalecida toda nuestra Iglesia diocesana en sus comunidades, grupos, movimientos y asociaciones. Ha sido un verdadero año de gracia del Señor.

En este Año Santo hemos tenido la gran oportunidad de redescubrir y contemplar de un modo especial que Dios es misericordia, que misericordia es su nombre, su esencia, la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad; y que Jesucristo es la misericordia de Dios hecha carne: todo en Él nos habla de Dios “compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en piedad”: su persona, su encarnación, sus palabras y gestos, su pasión, muerte y resurrección, todo nos habla de la misericordia de Dios que perdona y salva, que se compadece de nuestros males, que ama a cada uno y que no quiere que nada ni nadie se pierda, y que nos espera siempre con una paciencia infinita. En Cristo Jesús, Dios misericordioso sale a nuestro encuentro, y nos invita a acoger su misericordia en su Iglesia, para que nos dejemos transformar por ella, porque sólo así podremos ser misericordiosos como el Padre, personalmente y como Iglesia. Redescubrir todo esto significa para cada bautizado volver a abrirse a la gracia y a la misericordia de Dios, y dejarse abrazar y perdonar por Dios para que su fe y su vida cristiana se aviven, fortalezcan y purifiquen; redescubrirlo implica confirmar, confesar, vivir y anunciar esa fe que hemos recibido por pura misericordia de Dios.

Por todo ello, este Año Santo ha sido un tiempo de gracia; nos ha ofrecido una gran oportunidad para una sincera y autentica conversión a Dios, a Jesucristo y a los hermanos, para la renovación de nuestra fe y vida cristianas, y, finalmente, para la renovación pastoral y misionera de nuestra Iglesia y de nuestras comunidades.

Este era el deseo del Papa para este Jubileo: que fuera un “tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes” (MV 3) en un momento en que cristianos y comunidades estamos llamados a ser discípulos misioneros. Y la misericordia de Dios, acogida y vivida en el día a día, es el camino para salir con nuevo ardor a la misión siempre nueva de anunciar a Jesucristo.

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

El Obispo subraya la vinculación eclesial en el Jubileo de catequistas y profesores

 

Los catequistas y profesores de religión de la Diócesis han celebrado su Jubileo de la Misericordia con una consigna clara de Mons. Casimiro López Llorente: “Vamos a necesitar mucho caminar juntos”. La vinculación eclesial ha sido un elemento esencial subrayado por el Obispo en el día en que recibían el envío y la missio canonica para este curso. La jornada comenzaba en el Seminario celebrando el sacramento de la confesión y con una peregrinación hasta la Catedral para pasar por la Puerta Santa. Leer más

Las purisimeras de Vila-real peregrinan a Roma por el Año de la Misericordia

Con motivo del Año de la Misericordia las Purisimeras de Vila-real han peregrinado a Roma. Un grupo de 45 personas acompañadas por el sacerdote Don Francisco Javier Fernández llegaba el 5 de julio a la Ciudad Eterna. Allí pasaron por la Puerta Santa, celebraron Misa en la tumba de Juan XXIII y visitaron diversos monumentos. Aunque no pudieron ver al papa Francisco al estar de vacaciones en Castelgandolfo, la vocal de piedad de la congregación, Conchita Catalán, asegura que fueron unos días estupendos y llenos de fe en la cuna del cristianismo.

Además también visitaron Padua, Asís, Florencia y Venecia. El día 11 ponían punto y final a este gran viaje y regresaban de nuevo a sus casas “con más amor a Jesucristo”, como ha afirmado Conchita.

 

Segorbe acoge sus jornadas teológicas del arciprestazgo

El arciprestazgo de Segorbe acogió durante los días 15, 16 y 17 de junio unas Jornadas teológicas por el Año de la Misericordia en las que participaron 30 personas. Consistieron en tres sesiones: “La misericordia en la Sagrada Escritura”, a cargo del padre dominico Don Gerardo Sánchez Mielgo, “María madre de la misericordia” ofrecida por el padre carmelita Don Juan Gil Aguilar y la tercera conferencia sobre “La misericordia en el sacramento de la penitencia” a cargo del sacerdote Don José Cebrian Cebrian.

Las jornadas teológicas, que han alcanzado ya su séptima edición, nacieron por el anhelo de los sacerdotes de ofrecer formación sólida a los seglares, como ha informado el propio arcipreste, Don Federico Caudé.

Doce jóvenes viven la misericordia en el IX Campo de Trabajo de Cáritas

El lunes comenzará el IX campo de trabajo de Caritas en el Centro de Acogida Mare de Déu del Lledó con doce jóvenes. Esta experiencia está dirigida a jóvenes a partir de los 16 años y permite conocer la situación en la que se encuentran personas sin hogar y acompañarlas en sus procesos personales. Además también es una ocasión de descubrir la labor que realiza Caritas y otras entidades sociales de la Iglesia en diferentes ámbitos. En pocos días se han llenado las plazas disponibles. Leer más