Se completa la formación sobre el Oratorio para Niños

Este jueves se completó la formación sobre el Oratorio para Niños Pequeños que se impartió en febrero por el padre Gonzalo Carbó, fundador de los Cooperadores de la Verdad de la Madre de Dios. En aquella ocasión quedó pendiente tratar de la “pedagogía de la bendición”, y ahora el cooperador José Ignacio Sesquera lo ha explicado: “Se trata en transmitir un amor que ilumina y sana a los niños; el amor de Dios que siempre bendice”.

Leer más

Nota de la Provincia Eclesiástica Valentina sobre las incidencias en el inicio de curso relativas a la clase de religión católica

 

Los Delegados diocesanos de enseñanza de las Diócesis de la Comunidad Valenciana, reunidos con Mons. Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón y delegado de los Obispos de la Provincia Eclesiástica Valentina para la enseñanza, han valorado las incidencias producidas al inicio del curso escolar 2017-18 en relación con la Asignatura de Religión y Moral Católica en los centros de titularidad pública.

 

Leer más

Bendición de las reformas de la residencia de Cáritas en Burriana

Mons. Casimiro López Llorente ha bendecido las mejoras llevadas a cabo en la residencia de personas mayores que Cáritas tiene en Burriana. Se trata del acondicionamiento y accesibilidad de seis habitaciones con baños geriátricos y la ampliación de una sala polivalente abierta al jardín y a la calle que “ha dado una calidad una calidad de vida magnífica a los residentes”, según la directora de Cáritas Interparroquial, María Pilar de Miguel. El Obispo ha calificado este centro como “un signo del amor de Cristo entre los hombres”.

Leer más

Las agustinas de Montornés reeligen priora

Mons. Casimiro López Llorente acompañó el martes por la tarde a las agustinas de Montornés en la elección de la priora. Las 11 religiosas de la comunidad decidieron volver a confiar esta responsabilidad a la madre Natividad Salvador. En el acto también estuvo presente el Visitador para las comunidades contemplativas, D. Joaquín Guillamón. El reto que se planta dentro del carisma agustiniano es “revitalizar la vida comunitaria en una continua búsqueda del rostro de Dios para poderlo manifestar a una humanidad carente de amor, y ser transmisoras de Cristo”.

 

Leer más

La identidad del joven y cómo hablar a su corazón

Este viernes comienza un ciclo de conferencias organizado por el movimiento Jóvenes en el Corazón de Cristo por María en colaboración con la Delegación Diocesana de Juventud. El tema genérico trata sobre la identidad del joven, cómo tocar su corazón y testimonios de jóvenes alcanzados por Cristo. El programa comienza con la intervención del filósofo Jaime Vilarroig sobre el tema “Jóven, sé tú mismo” y la primera cita es a las 21h en la Concatedral de Santa María.

Leer más

Campaña de ayuda por el terremoto de México en Juchitán, hermanada con La Vall d’Uixó

Los vecinos de la Vall d’Uixó recibieron con particular dolor la noticia del terremoto que afectó a estados del sur de México el 6 de septiembre con una intensidad de 8,2 grados en la escala abierta de Richter y que provocó más de 50 víctimas mortales. La razón es que la población de Juchitán de Zaragoza, con la que mantiene lazos de hermandad desde 2007, fue una de las más afectadas.

La Parroquia de la Asunción ofreció una Eucaristía el jueves 14 por todos los fallecidos y damnificados. Al final de la celebración, se anunció la iniciativa de Mons. Casimiro López Llorente para realizar una campaña especial de recogida de fondos en toda la Diócesis a través de Cáritas Diocesana con el objetivo de paliar las necesidades más primarias de la región afectada.

Leer más

Stella Maris ha atendido 84 marineros en verano

Desde que en julio mons. Casimiro López Llorente bendijo los locales cedidos por la Autoridad Portuaria de Castellón al apostolado de Stella Maris, se ha atendido 84 marineros y visitado seis navíos. D. Albert Arrufat, responsable de este servicio diocesano de atención la  gente del mar, ha manifestado la sorpresa y satisfacción por la buena respuesta  en meses de  verano. En septiembre, participó en la XXVII Asamblea Nacional del Apostolado del Mar junto con Xosé Filgueira, uno de los 15 voluntarios (foto).

Leer más

La liturgia como celebración de la fe

Queridos diocesanos:

Con la alegría y la certeza de sabernos amados por Dios, acompañados por el Señor resucitado y alentados por el Espíritu Santo acabamos de comenzar un nuevo curso pastoral. Como Iglesia diocesana queremos seguir trabajando juntos “por una parroquia evangelizada y evangelizadora”, como reza nuestro Plan Pastoral. Este año nos centramos en su tercer objetivo; y, en concreto, en la Liturgia y la Iniciación cristiana, de la que ya traté algo en la última carta.  Fijémonos hoy en la primera.

El centro de la Liturgia es la Eucaristía en la que actúa Cristo mismo a través de su Iglesia y actualiza el misterio pascual, su muerte redentora y su resurrección vivificadora. También forman parte de la Liturgia los otros sacramentos, la Liturgia de las horas, las bendiciones, etc.

Con palabras sencillas podemos decir que la Liturgia es la celebración comunitaria de la fe, en la que los creyentes, unidos a toda la Iglesia, nos encontramos con Dios que viene a nuestro encuentro en Cristo Jesús. En la Liturgia, Dios mismo se hace presente entre nosotros, nos habla a cada uno, aquí y ahora, y espera nuestra respuesta. En la Liturgia, Dios mismo renueva y prolonga los maravillosos acontecimientos de nuestra salvación. No se trata de un mero recuerdo de hechos del pasado ni de simples ritos vacíos. Al contrario: la Liturgia actualiza dichos hechos salvadores, los hace de nuevo presentes y eficaces, reaviva las gracias que lograron para nosotros cuando acontecieron. Los gestos y acciones simbólicas, los signos y las palabras de la Liturgia evocan, reviven y actualizan para nosotros por la acción del Espíritu Santo los acontecimientos, palabras y acciones centrales de la vida de Jesús.

El Concilio Vaticano II destacó claramente que, en la Liturgia, el primado corresponde a Dios, y no a nosotros. Dios es lo primero de todo. Dios es quien habla y actúa en favor nuestro. Él es quien nos une y reúne como asamblea. Él hace de nosotros un pueblo, una comunidad. El criterio fundamental de toda celebración debe ser, pues, la orientación de todos a Dios, ponerse en su presencia y a la escucha, dejar que Él hable y actúe, para poder así participar de su obra salvadora, de sus acciones en la historia de la salvación, que culmina en la muerte y resurrección de Jesucristo. Jesús de Nazaret, crucificado y resucitado, es el único que salva al hombre y al mundo. Y el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, que trae la salvación, se hace actual para cada uno de nosotros en la Liturgia, que es la acción de Cristo a través de la Iglesia.

“La Liturgia es, por consiguiente, el lugar privilegiado del encuentro de los cristianos con Dios y con quien él envió, Jesucristo” (Juan Pablo II, Vicesimus quintus annus, n. 7). Por tanto, la primera exigencia para una buena celebración litúrgica es que sea oración, que sea ante todo escucha de Dios que nos habla y espera nuestra respuesta. Para asegurar la plena eficacia de la celebración “es necesario que los fieles accedan a la sagrada liturgia con recta disposición de ánimo, pongan su alma de acuerdo con su voz y cooperen con la gracia divina para no recibirla en vano” (SC n. 11). Hemos de intentar que exista una concordancia entre lo que decimos con los labios y lo que llevamos en el corazón. Nuestras celebraciones litúrgicas están llamadas a ser verdaderos encuentros con Dios, que nos comunica en ellas sus dones y gracias de salvación.

El Concilio Vaticano II en la Constitución Sacrosanctum Concilium mostró mucho interés por la renovación de las celebraciones litúrgicas. Desde entonces, este documento ha sido punto de partida para enriquecer las celebraciones de la Iglesia. Nuestras celebraciones han mejorado en la forma y en el fondo, y los fieles participan de manera más activa. En muchas parroquias hay equipos de liturgia, de lectores y del canto que aportan vitalidad y sentido comunitario a la celebración. Se ha caminado mucho, pero aún queda camino por andar para promover y asimilar el verdadero espíritu, sentido y valor de las celebraciones de la fe y para favorecer la participación consciente, activa y fructuosa en la Liturgia. A veces, queremos hacer nosotros todo y dejamos poco espacio a que Dios haga en nosotros; otras veces nos quedamos en lo exterior. Muchos cristianos van más a oír y a cumplir que a celebrar, sin que se genere una verdadera participación ni un encuentro con el Misterio presente.      Aprovechemos este año para mejorar en el verdadero espíritu, sentido y valor de la Liturgia y en la participación consciente, activa y fructuosa en la misma.

Con mi afecto y bendición,

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

El Cardenal Cañizares traza la iniciación cristiana eficaz

El arzobispo de Valencia, el Cardenal Antonio Cañizares, ha descrito en su conferencia durante la Apertura Diocesana de Curso qué es una iniciación cristiana eficaz. El ponente ha comenzado por afirmar que la iniciación cristiana es más amplia que la catequesis de los sacramentos de bautismo, confirmación y comunión, y la ha definido como un “encuentro con Cristo”.

 

El Cardenal Cañizares reconocía que los cambios sociales y culturales obligan a cambiar los parámetros aplicados hasta ahora, pero que deben mantenerse siempre dos dimensiones: Que sea promotora de conversión y maduración en la fe. Y aseguraba que para la renovación pastoral es esencial “la opción de fondo de la evangelización como primera prioridad”.

Leer más