Entradas

Festividad de la Virgen del Carmen y Día de las gentes del mar

Hoy es 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen, muy arraigada y celebrada en nuestra diócesis de Segorbe-Castellón, y la Iglesia celebra también el `Día de las gentes del mar´, cumpliéndose en esta ocasión 100 años de la fundación de la organización internacional Stella Maris, el apostolado de la Iglesia Católica con los marinos, los pescadores y sus familias, prestándoles la asistencia humana y espiritual que puedan necesitar durante su estancia en puerto.

Los voluntarios de la organización visitan los barcos, les llevan información sobre el puerto y la ciudad, boletines de noticias de diversos países y se pone a disposición de la tripulación. Les facilita transporte gratuito hasta el local, situado en la Avenida Ferrandis Salvador del Grao de Castellón, o hasta la ciudad, y les proporcionan medios para comunicarse con sus familias por teléfono o Internet. Ante cualquier problema se esfuerzan en ayudarles y en ofrecerles una acogida humanamente cálida, son el “hogar lejos del hogar”.

A nivel religioso ofrece asistencia católica al que lo desee y la necesite, e incluso, al ser marinos procedentes de todas las partes del mundo, la mayoría asiáticos, también facilita la asistencia de otras confesiones cristianas, e incluso de otras religiones.

En el Mensaje para el Domingo del Mar del año pasado, el prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, el cardenal Peter K.A. Turkson, nos invitaba a todos a conmemorar el centenario, cuya celebración estaba prevista el próximo 4 de octubre. Sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus no es posible la realización de los actos enmarcados dentro del XXV Congreso Mundial de la Stella Maris, y se ha tenido que aplazar a octubre del 2021.

Animando a los capellanes y a los voluntarios, el cardenal les decía, “durante sus visitas cotidianas a bordo, que presten especial atención y entren en contacto con cada marino y pescador, con el mismo espíritu comprometido que animó a los pioneros de nuestro ministerio cuando, hace casi cien años, exactamente el 4 de octubre de 1920, decidieron reactivar y reformar el amplio ministerio de la Iglesia católica para la gente de mar”.

En la situación que estamos viviendo a causa de la pandemia, surge la necesidad de prestar servicio y de rezar aún más por la gente del mar, ya que son personas y familias enteras que sostienen con su trabajo la economía mundial, transportando productos básicos y necesarios en nuestra vida cotidiana. Así, el Apostolado de la Oración ha establecido, para el próximo mes de agosto, que la intención universal de la oración del Papa esté dedicada al mundo del mar: “Recemos por todas las personas que trabajan y viven del mar, entre ellos los marineros, los pescadores y sus familias”.

“Para algunas personas, la vida de los marinos puede resultar atractiva e interesante, puesto que durante la navegación tienen la posibilidad de visitar numerosos países, pero la realidad es otra, la vida de un marino está plagada de retos y de dificultades”, decía también el cardenal Peter Turkson en el mensaje. De hecho, durante estos meses Stella Maris no ha podido prestar asistencia a ninguna tripulación, ya que no han podido desembarcar, ni tampoco han tenido la posibilidad de volver a sus casas.

Albert Arrufat, párroco de Sant Pere Apòstol del Grao de Castellón y Director del Secretariado diocesano del Apostolado del Mar, añade que durante estos meses de pandemia “ese régimen de vida y laboral se ha visto alterado todavía más por las dificultades que están teniendo los marinos a la hora de desembarcar y, sobre todo a la hora de hacer los relevos de tripulación, ya que el tráfico aéreo para regresar a sus casas se ha cerrado o continúa restringido para muchos países de origen”.

El logotipo del Apostolado del Mar contiene la inscripción Stella Maris y la imagen de un ancla (esperanza), combinada con un salvavidas (fe) y con un corazón (caridad). En el centro, los rayos de luz y el color azul del mar. Stella Maris es el nombre por el que la gente del mar recurre a la Virgen María para su protección.

Virgen del Carmen, la Estrella del Mar que protege a los marinos

La gente del mar, incluida la Armada, honra a la Virgen del Carmen como su Patrona con misas procesiones marineras. El origen de esta devoción se sitúa en el Monte Carmelo, cuando el profeta Elías sube varias veces al monte sagrado para rogar a Dios por el fin de la sequía que sufría el país. En la séptima ocasión vio “una nube pequeña como la palma de la mano de un hombre” que subió del mar, “y en unos instantes el cielo se oscureció con nubes y viento, y cayó una lluvia abundante” (1Re. 18, 44-45). Muchos creyentes comenzaron a venerar este lugar, en el que nació la Orden de los Carmelitas.

Según la tradición, el 16 de julio de 1251, la Virgen se apareció al superior general de la Orden, San Simon Stock, como respuesta a sus oraciones por la situación complicada en la que se encontraba su Orden. La Virgen María se le apareció portando un escapulario en la mano, y prometiéndole que todo aquel que muriera llevándolo no iría al infierno. Al santo se le atribuye la siguiente oración, poniéndole el nombre a la Virgen de `Stella Maris´, estrella del mar:

Flor del Carmelo
Viña florida
Esplendor del Cielo
Virgen fecunda y singular
¡Oh madre tierna!
Intacta de hombre
A los carmelitas proteja tu nombre
¡Estrella del mar!

Con el tiempo, la devoción a la Virgen del Carmen se ha ido incrementando, en especial en los pueblos y ciudades costeras de España y de Hispanoamérica, y son varios los milagros recogidos en los diarios de navegación de barcos de todo el mundo asociados a la Virgen y su protección a los marinos, lo que ha ayudado a que aumente la devoción.

Es el caso del barco inglés “Ocean King”, que en 1845 se vio sorprendido por un fuerte huracán. Fisher, un ministro protestante que se encontraba a bordo, acudió a cubierta junto a su familia y otros pasajeros para rezar y pedir misericordia. Ante la gravedad de la situación, un joven tripulante hizo la Señal de la Cruz con su escapulario para a continuación tirarlo al mar, al instante la tempestad cesó y una ola devolvió el escapulario al barco. Asombrados por el milagro que acababan de presenciar, Fisher y su familia se convirtieron a la fe católica.

Xosé Filgueira, voluntario de Stella Maris: “Mi fe en Dios me ayuda a dar y a servir”

Mañana es 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen y día de las gentes del mar, por lo que entrevistamos a Xosé Filgueira Fernández, marino de la Armada española en situación de reserva. Tiene 60 años y es de Ferrol, aunque vive en Castellón desde hace más de 25 años.

Pertenece a la parroquia de Sant Pere del Grau de Castelló y es uno de los 15 voluntarios de la organización internacional Stella Maris, el apostolado de la Iglesia Católica con los marinos. Xosé cree que vivimos un poco de espaldas al mar, y que todos tendríamos que ser más conscientes de lo importante que es y lo que supone para Castellón.

¿Cuál es la labor de Stella Maris?

Es un apoyo para los marinos que llegan aquí, es una casa, un segundo hogar, un lugar en el que poder estar, donde poder hablar y desahogarse, donde poder ponerse en contacto con su familia. Es el refugio de una persona que está confinada dentro de un barco durante muchos meses, lejos de su casa y de su familia, y que necesita un poco de expansión, con una serie de necesidades, materiales y espirituales, a las que intentamos dar solución.

Nuestra labor es apoyarles en tierra y a bordo, ya que también visitamos a la tripulación en los barcos, dándonos a conocer, ofreciendo transporte, información sobre la ciudad…

¿Por qué decidió formar parte del voluntariado de Stella Maris?

Porque yo conozco esta organización desde hace más de 50 años, desde niño, ya que soy hijo de un marino mercante que viajaba bastante al extranjero, sobre todo a Holanda, y en Stella Maris siempre le han dado apoyo en sus necesidades y dificultades. Y yo, como marino, también he necesitado en varias ocasiones de esta ayuda, y creo que es una forma de corresponder con lo que he recibido.

¿Cómo te ayuda, o como te influye la fe a la hora de atender las necesidades y dificultades de las gentes del mar?

Me ayuda y me influye mucho, por supuesto que sí, porque tienes unos valores que te ayudan a ponerte en el lugar del otro, a estar con el prójimo y a comprender las situaciones por las que está pasando la gente. Mi fe en Dios, que es la que me han enseñado en casa y es la que vivo, me ayuda a dar y a servir, algo fundamental para mí, y me aporta la forma de pensar y de actuar, en esto y en todo en la vida. A parte, a mí también me ayuda el poder ayudar a los demás, es una satisfacción.

Sobre todo teniendo en cuenta esta pandemia mundial, ¿cómo ves la actual situación de los marinos y de los pescadores?

Creo que laboralmente no habrá muchos problemas, sobre todo porque alrededor del 70% de toda la mercancía que entra en España, entra por mar. Por mar también salen muchos de los productos que exportamos, como los cítricos o azulejos…, por lo que el transporte marítimo es indispensable. Las que sí que creo que lo van a pasar mal son las compañías de cruceros, por falta de turismo.

Durante todos estos meses no hemos podido atender a los marinos que venían. La tripulación de los barcos no ha podido bajar a tierra, y todavía a día de hoy no hemos podido ayudarles. Hemos visto un confinamiento muy duro, también en el mar, y en estos momentos hay alrededor de 200.000 tripulantes en todo el mundo, la mayoría provienen de Filipinas, que no han sido relevados, y algunos de ellos llevan 11 meses sin salir del barco. Muchos han ido de puerto en puerto esperando que les pudieran atender en algún sitio, y en este sentido ha sido caótico. No sabemos todavía como lo vamos a hacer, pero es a partir de esta semana cuando podemos intentar realizar visitas a los barcos.

Stella Maris reduce su actividad por las restricciones de permisos de los marineros para desembarcar

El servicio de la pastoral del mar en el Puerto de Castellón, Stella Maris, ha reducido al mínimo su actividad durante el confinamiento. Los buques siguen llegando, ya que se trata de una actividad esencial, pero se ponen muchas restricciones para que los marineros puedan bajar a tierra y así evitar contagios. La atención diocesana se limita a servicios de urgencia y a las peticiones que llegan desde la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITFGlobal).

Leer más

La otra Navidad de los enfermos, los ancianos, los marineros, los presos

¿Cuántas navidades se celebran a nuestro alrededor? Hay una que comienza en noviembre con el Black Friday, que sitúa a los españoles cuatro puntos por encima del gasto medio europeo, que este año crecerá un 2,4% llegando a los 554€ por persona, y que ya no espera regalos porque prefiere un sobre con dinero. Hay otra navidad, la que comienza a prepararse con el primer domingo de Adviento, que dispone el corazón a acoger al Niño Dios, y que vuelve la mirada y los brazos hacia las personas que están a nuestro alrededor.

Leer más

Stella Maris y Tots Units, galardonados en los I Premios Solidarios Cadena 100 Castellón

El Teatro del Raval de Castellón acogió el viernes 25 de octubre una muestra de los ciudadanos más solidarios de Castellón. El motivo ha sido la entrega de los I Premios Solidarios “Cadena 100 Castellón”. Entre los 9 galardonados, están dos realidades de la Iglesia Diocesana: Stella Maris y la Fundación Tots Units. Estos premios pretenden reconocer la labor altruista y solidaria de particulares o colectivos de la provincia que, de forma desinteresada, callada y anónima, dedican su esfuerzo a diferentes iniciativas y proyectos sociales. Leer más

Castellón acoge por primera vez la asamblea nacional del Apostolado del Mar

La Diócesis de Segorbe-Castellón acoge por primera vez la Asamblea Nacional del Apostolado del Mar, que celebra en el Puerto de la capital provincial su XXVIII reunión. Mons. Casimiro López Llorente ha presidido la apertura esta tarde, jueves 3 de octubre, en la Autoridad Portuaria. Ante representantes del Puerto de Castelló y del Consistorio Municipal, el Obispo ha agradecido “la tarea de humanización y atención a las personas que trabajan en el mar”.

Leer más

Nuestra diócesis albergará durante los tres próximos días la XXVIII Asamblea Nacional del Apostolado del Mar

Los próximos días 3, 4 y 5 de octubre, la Diócesis de Segorbe-Castellón acogerá la vigésimo octava Asamblea Nacional del Apostolado del Mar. Bajo el lema “Stella Maris, puente entre la gente del mar y tierra: el bienestar del marino como reto y tarea del Apostolado del Mar”, los asistentes a las jornadas reflexionarán sobre el mandato del Papa Francisco de “ser la voz de los trabajadores que viven lejos de sus seres queridos y enfrentan situaciones de peligro y dificultad”, así como reiterar que los derechos humanos y profesionales de los marinos deben ser respetados y protegidos. Leer más

Imagen Cartas 320x200

Stella maris, apostolado del mar

Queridos diocesanos:

Nos disponemos a celebrar la Fiesta de la Virgen del Carmen, cuya devoción está muy arraigada entre nosotros y, sobre todo, en las gentes de la mar que la tienen y celebran como su patrona. El origen de esta advocación de la Virgen está en la nubecilla blanca divisada desde la cumbre del monte Carmelo cuando el profeta Elías suplicaba a Dios que pusiese fin a una larga sequía. Después de observar varias veces el mar, su criado divisó a lo lejos una nubecilla, pequeña como la palma de la mano de un hombre, que subía del mar; en poco tiempo el cielo se cubrió de nubes y cayó una gran lluvia (cf. 1 Re 18, 44). En esa nubecilla cargada de lluvia se reconoció la figura de la Virgen. Porque María es como la nube que da al mundo el Salvador, la buena Noticia del amor Dios para todos, la luz que nos guía y la razón de nuestra esperanza.

Leer más

Stella Maris ha atendido 84 marineros en verano

Desde que en julio mons. Casimiro López Llorente bendijo los locales cedidos por la Autoridad Portuaria de Castellón al apostolado de Stella Maris, se ha atendido 84 marineros y visitado seis navíos. D. Albert Arrufat, responsable de este servicio diocesano de atención la  gente del mar, ha manifestado la sorpresa y satisfacción por la buena respuesta  en meses de  verano. En septiembre, participó en la XXVII Asamblea Nacional del Apostolado del Mar junto con Xosé Filgueira, uno de los 15 voluntarios (foto).

Leer más